21 octubre, 2021

¿Qué es el Efecto Mateo en la educación virtual?

“¿Por qué la tecnología que ahorra trabajo y facilita la vida  aporta tan poca felicidad? La respuesta es simple: porque aún no hemos aprendido a usarla con tino”. Albert Einstein

La educación del momento pasa por una encrucijada en cuanto los procesos de enseñanza aprendizajes: el modelo educativo que desarrollan las instituciones no responde a las necesidades reales de la sociedad, la tendencia es desarrollar una educación híbrida, flexible, abierta, autónoma solo orientada por el maestro   

Julio César Guerrero Dias

La educación formal en todas las épocas ha estado bajo la mirada social, cómo y para qué se desarrollan los procesos de aprendizajes.

Definitivamente el modelo tradicional de enseñanza aprendizaje se ha agotado, ese modelo pedagógico conductista que todavía se mantiene vigente y sigue siendo dominante no tiene sentido continuarlo.

Es de sobra conocido que la memoria y la repetición de contenido no es de utilidad para los educando, ahora no se trata si  los procesos de enseñanza aprendizajes son presenciales o virtuales hoy es una necesidad que la educación para enfrentar las necesidades del presente tiene que ser lo que se ha denominado aprendizajes híbridos, donde haya una combinación de presencial, virtual, no formal por diferentes vías y donde los aprendizajes sean continuo, lo que se denomina una educación continua.

Los espacios de aprendizaje del inicio de esta tercera década del siglo XXI necesitan considerar oportunidades educativas para que los estudiantes desarrollen un conjunto de habilidades de aprendizaje, tales como: aprender a aprender, a hacer, a vivir juntos y aprender a ser, con el fin de vivir y producir un mundo cada vez más complejo.

Estos cuatro pilares de educación que se han señalando desde finales del siglo anterior se ha venido tratando de llevarlo a cabo, sin embargo la realidad educativa desde lo formal no ha podido desarrollarlo debido a los modelos educativos que se implementan, principios ideales en los procesos educativos que son aprendizajes significativos, para la vida no están presenten en las temáticas que se abordan desde los salones de clase.

La educación del presente de cara al futuro debe enriquecer el potencial de los estudiantes y tenerlos como protagonistas en el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el profesor debe orientarlos hacia una formación integral, que incluya el desarrollo de las capacidades cognitivas y socioemocionales y el uso de las nuevas tecnologías como herramienta de investigación para el aprendizaje.

La comunicación y la difusión, para que el aprendizaje sea desarrollador, innovador y creador de sus propios conocimientos a partir de sus propias realidades.

Esta metodología, considerada como un modelo de enseñanza híbrida, proporciona dinámicas y espacios de aprendizaje dialógico, que replantean los roles del estudiante, del profesor y del proceso de aprendizaje. Bergmanny comenta que esta metodología es un “… espacio abierto para el pensamiento crítico. La gente viene a contemplar las cuestiones de las clases virtuales y profundizar este conocimiento con sus profesores con preguntas importantes…”.

En este formato de enseñanza y aprendizaje, los profesores son seguramente poseedores de conocimientos, pero también están involucrados en la tarea de convertirse en facilitadores del aprendizaje. Todos aprenden de todos, y aprender, además de ser compartido con los compañeros, adquiere una mayor importancia para el estudiante, la base de la educación híbrida está determinada por la necesidad de un cambio de paradigma educativo tanto de los que dirigen el sistema educativo, como los que dirigen las instituciones educativas, los docentes, los estudiantes y los padres de familia.

Bajo este modelo híbrido las clases se convierte en dialógica e interactiva, invirtiendo la transmisión del conocimiento utilizado en la educación tradicional, donde el estudiante ha tenido un papel totalmente pasivo como receptor y reproductor de información.

El profesor está presente en el aula para responder preguntas, exhortar y promover discusiones, y el aula se convierte en un espacio para conectar conocimiento y discutir temas relacionados con la vida real y la práctica docente.

Las clases se vuelven dinámicas, los estudiantes trabajan juntos, experimentan, realizan diferentes actividades de manera colaborativa, cooperativa e integrada entre compañeros y maestros, aumentando la interacción entre maestro y alumno, el profesor fomenta en los estudiantes un proceso de aprendizaje continuo que se desarrolla en diferentes espacios y les permite ampliar sus estudios, conocimientos y desarrollar habilidades de comunicación sincrónica y asincrónica, pensamiento crítico y autonomía.

El modelo de aprendizaje híbrido, integra el modo en línea y cara a cara, para crear una experiencia de aprendizaje integrada, proporcionando a los estudiantes una mayor flexibilidad, apoyo y nuevos canales de comunicación entre profesores y estudiantes, lo que contribuye al desarrollo del aprendizaje activo, investigativo, colaborativo y cooperativo, sin embargo a pesar de los esfuerzo que se han hecho para desarrollar este modelo no se ha sabido aprovechar, porque lo virtual sigue siendo solo espacio físico las formas organizativas de la enseñanza siguen siendo las misma por lo tanto el aprovechamiento es muy reducido el conductismo sigue siendo el eje principal del estudio.

El modelo de educación presencial ha estado en el centro de los debates educativos generando tensiones debido a la escasa incorporación de tecnologías de comunicación e información, especialmente las tecnologías organizacionales, tanto en la forma de estructurar el funcionamiento en el aula o la institución, como en la organización del sistema educativo y la gobernanza de las instituciones y la forma en la cual se organiza la enseñanza.

Lo anterior se debe que la mayor preocupación sigue siendo acumulación o la suma de contenido y la realidad nos señala que estamos compartiendo conocimiento que ya caducaron para el momento que vivimos, el modelo educativos híbridos también requiere de un cambio curricular donde haya coherencia pedagógica en los procesos de aprendizajes.

En un nivel micro, las pedagogías son las formas por las cuales se organizan los procesos de enseñanza. La pedagogía es una ciencia multidisciplinaria que estudia la metodología y las técnicas que se aplican a la enseñanza y la educación, el uso de métodos y formas para transmitir el conocimiento es la base de la pedagogía.

Ella no existe sin métodos, y ha ido evolucionando desde pedagogías tradicionales centradas en la transmisión de conocimiento e información entre el maestro o la persona que sabe, y el que aprende, tampoco se trata de borrar y pretender señalar que lo formas tradicionales no tienen valor, sino lo que se busca es combinar ambas formas de socializar los aprendizajes pero con un propósito flexibilizar las formas de adquirir conocimiento.

Este proceso de aprendizaje sea a partir de la curiosidad, la indagación, la duda, la crítica, la reflexión, problematizar situaciones, construir proyectos, todo estos es lo que determina la educación continua.

La educación presencial diferencia entre el aprendizaje pasivo y el aprendizaje activo, entre la mera transmisión de información y un carácter práctico en el aprendizaje y la enseñanza; entre la clase catedrática y actividades centradas en el aprendizaje cooperativo. Sin embargo, fue con la irrupción del libro, cuando cambiaron más intensamente las concepciones sobre la enseñanza y se estructuró un cambio en la sincronía previa.

La nueva educación híbrida Juan Amos Comenio fue el primero que presentó una metodología de la educación basada en la unión de la pedagogía con la didáctica, no solo concibió claramente el plan de estudios como el conjunto ordenado de temas a trabajar y a aprender, sino el uso del libro, e incluso del libro con dibujos como el mecanismo de apoyo en el proceso de enseñanza y aprendizaje, está fue la primera experiencia en la educación híbridas, mezcla de texto lineal con ilustraciones para apropiarse mejor de lo que se decía.

Desde el libro, la educación asumió dos dimensiones. Por un lado, un componente del trabajo docente que se ha realizado en forma directa y por el otro un autoaprendizaje indirecto al acceso de los recursos didácticos.

La diversa articulación entre ambos componentes, el docente educativo y el educativo didáctico, a través del recurso de aprendizaje, se constituyeron en los ejes de la enseñanza y la educación, si bien es cierto que el libro sigue siendo un referente del conocimiento no es dominante en la suma de conocimiento ya que ahora se adquiere por múltiples vías y las formas de adquirir ese conocimiento es mas autónomo.

Tal dinámica sin embargo fue variando, ya que en lo didáctico se fueron agregando sucesivamente nuevas expresiones derivadas del avance de las tecnologías de soporte de contenidos y comunicación, que fueron planteando en el largo plazo un lento pasaje del rol del trabajo docente centrado en la enseñanza, a un rol cada vez más destacado de los recursos didácticos en el aprendizaje, con las mutaciones en el campo de la educación ya los contenidos desde los programas de asignaturas caducan rápido, por lo tanto la metamorfosis social, política, económica, cultural  y de otra naturaleza demandan de manera inmediata abordar temas del momento donde la sociedad es partícipe.

El desarrollo de los recursos torna posible la educación de masas de una manera diferente, facilita la diferenciación de las áreas de ofertas educativas, e incluso permite el nacimiento de la educación a distancia, como la que experimente ahora.

Los recursos didácticos, como los libros, los mapas, los gráficos, etcétera, son formas de transmitir conocimiento de forma encapsulada; son expresiones de un conocimiento codificado y envasado como resultado de un trabajo intelectual estructurado, planificado y ordenado, que soportan la transmisión de contenidos, estos soportes pedagógico, cada día se necesitan menos dentro de la burbujas de saberes, ahora hay que abrir espacios que permita a los educando no solo pensar, sino desarrollar sus propias concepciones de la realidad.

El desarrollo de estos recursos didácticos siempre ha dependido de las tecnologías de información y comunicación y de los mecanismos por los cuales el conocimiento se ha podido fijar en un soporte específico. Son a su vez resultado del trabajo humano intelectual, que construye un prototipo específico de codificación de contenidos.

Tal paradigma se apoya en las tecnologías analógicas de reproducción y se constituye en la base del desarrollo de la educación durante muchos siglos e implica una lógica fragmentada: por una parte, el componente docente presencial con tendencia catedrática y centrada en la transferencia de información o la discusión del libro, y por la otra, recursos de aprendizaje que se desarrollan al calor de las tecnologías de comunicación e impresión, y que conforman el desarrollo de la didáctica. Ello fue promoviendo cambios, tanto en el trabajo docente directo, como en el trabajo intelectual congelado, expresado en los recursos de aprendizaje.

La pandemia aceleró múltiples procesos en curso, y especialmente la disrupción digital. La educación que se comenzó a tener con motivo de la pandemia y del cierre de la educación presencial se consideró como una educación de emergencia, como una “corona teaching”. Se caracterizó por la realización de las mismas clases con los mismos horarios y profesores, que representó, sin embargo, la incorporación de componentes digitales, pero sin los protocolos, apoyos y criterios

La nueva educación híbrida de funcionamiento presenciales con sus propios estándares de aseguramiento de la calidad tradicionales. Fue un traslado parcial y diferenciado hacia un producto sustitutivo nuevo. Muchos factores incidieron en las dificultades de la llamada “educación de emergencia”, entre los cuales destaca el desigual aprestamiento digital tanto de las instituciones, los hogares, la sociedad y los docentes, dadas la existencia de brechas digitales que limitan mantener la continuidad pedagógica en forma virtual sincrónica, así como por la falta de infraestructuras de las instituciones, y los diferenciados requisitos de apoyo que existían en la educación presencial, pero que no estaban presentes en esta educación sincrónica en red.

La desigualdad digital de niveles de conectividad, acceso regional, equipamiento, sistemas de apoyo y competencias son de tal dimensión, que pasar de una educación presencial analógica tradicional de aulas, pizarrones y enseñanza educativa desigual que castiga a los sectores de menores ingresos, no urbanos y sin formación familiar, y aquellos insertos en instituciones con menos estructuras de apoyo a este modelo.

La UNESCO ha considerado que esas desigualdades previas facilitan la producción de un “Efecto Mateo ” por el cual aquellos que tienen un mayor acceso previo a las dinámicas digitales se benefician más de estos procesos educativos de emergencia, al tiempo que los que están marginados relativa o totalmente del mundo digital, están frente a situaciones más desfavorables para beneficiarse y mantener sus procesos de enseñanza. La deserción y el abandono que es uno de los principales problemas educativos, se agrava en este contexto por las dificultades.

La pandemia ha dejado el descubierto que el mundo no estaba preparado para enfrentar esto, pensábamos que los países de mayores recursos económicos no iban a tener problemas, sin embargo, no fue así en el campo de la educación se pasó a experimentar lo que se ha denominado clase virtual, donde lo que se hace lo diferente es solo espacio físico, ya que la forma de organizar el trabajo educativo sigue siendo el mismo, lo virtual es reconstruir todo lo referente a la currícula de estudio, no puede ser la misma currícula de carácter presencial, la hibridez en la educación no solo es la mezcla de lo presencial y virtual, lo híbrido en la educación descansa en la flexibilidad de temática, de organización de la enseñanza, de la forma de evaluación, de hacer del estudio mas autónomo, de dudas, reflexiones, críticas, de autoaprendizajes, de razonamiento la rigidez no tiene sentido es este modelo híbrido.

“Los entornos tecnológicos no son meramente, pasivos recipientes de personas, son procesos activos que reconfiguran a las personas y otras tecnologías similares” (Herbert Marshall Mcluhan)

 

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!