21 octubre, 2021

Fallece el destacado y reconocido ingeniero jinotegano José Ramón Huertas Herrera

Juan Ramón Huerta

Después de trabajar hasta altas horas de la noche en el proyecto hidroeléctrico de Asturias, Jinotega, los ingenieros permanecían en el comedor después de cenar y en eso se aparece un hombre con sus ropas mojadas y sucias. Era el ingeniero José Ramón Huertas Herrera. Este hombre no dejaba detalles pendientes en su trabajo y hasta después ingería alimentos.

Así lo recuerda su compañero y amigo de años, el también ingeniero civil con especialidad en proyectos hidroeléctricos, Alejandro Morales Castillo.

De izquierda a derecha, ingeniero Fernando Valle ( qepd), Ramón Ruiz, José Ramón Huertas (qepd) durante una reunión con colegas donde se compartían buenas experiencias y buenos momentos. Cortesía de Ignacio Castillo / NM

El ingeniero Huertas, hijo de Timoteo Huertas, fallecido hace algunos años, fue leal a los valores y principios enseñados por su padre en la honradez y dedicación al trabajo. Huertas falleció a las 11 de la noche del 30 de agosto, una hora antes del 31, fecha de su onomástico.

Recorría Nicaragua en una semana

Incansable en el trabajo como supervisor de obras ingenieras viales, (carreteras) u otros proyectos como los hidroeléctricos. A como podía estar en San Carlos, Puerto Cabezas, El Rama, luego aparecía en Jinotega porque nunca dejó de visitar a su mamá Esperanza Herrera, quien pese a los riegos, lo llegó a despedir al cementerio de la ciudad.

El ingeniero Morales Castillo trabajó con Huertas en varios proyectos; hasta 1990 en la Consultora LAMSA, luego fue gerente de TEC Y CIA una consultora vial y posteriormente creó su propia empresa. El logró construir un eficiente laboratorio de suelos desde donde ofrecía servicios.

Cuenta el ingeniero Morales que trabajaron juntos a partir de 1986 en el proyecto hidroeléctrico de Asturias, luego se lo llevó a trabajar como gerente de TEC y CIA donde Morales era socio junto con el ingeniero Fernando Valle, ya fallecido, que posteriormente fue viceministro del MTI. “El trataba de aconsejar a los profesionales jóvenes y les brindaba su amistad”.

Recordó cuando  se pavimentó la primera carretera durante el gobierno de Violeta Chamorro, Ticuantepe-La Concha, cuya licitación la ganó TEC. Esa zona es bien arenosa y la topografía accidentada, se debían de construir muros de retención para asegurar el ancho de la carretera y el propuso la construcción de muros secos, con sacos de macen rellenos con concreto pobre y hasta el día de hoy han funcionado sin ningún problema.

Huertas, según Morales Castillo, fue “un reconocido ingeniero en trabajos geotécnicos, estuvo a cargo de las inyecciones de las fundaciones de la presa El Dorado del Proyecto Hidroeléctrico Asturias, se destacó en la supervisión y construcción de caminos y carreteras”.

De izquierda a derecha, el ingeniero José Ramón Huertas (qepd); su papá Timoteo Huertas (qepd); su madre Esperanza Herrera; su hermana Dalila Huertas y su hija María Félix Gaitánl, su compañero y su nieta Marcela.

Ingeniero de mucho prestigio

Según el ingeniero Morales, con la empresa TEC y Cía supervisó las primeras carreteras desarrolladas en el gobierno de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro, así como en los programas de carreteras Remecar y Remevial.

Hace muchos años hubo una actividad en la UNAN-Managua de donde egresó el ingeniero Huertas y se encontró con sus profesores de Matemáticas, entre ellos el maestro Francisco Guzmán y comenzaron a intercambiar anécdotas.

El ingeniero Huertas y sus tías Benita y Petrona Huerta.

Discípulo de célebres ingenieros

También fue discípulo destacado de uno de los mejores ingenieros que ha habido, un especialista en suelos, uno de los fundadores y socios de LAMSA, el ingeniero Carlos López Berrios ya fallecido.

El ingeniero Huertas estudió su primaria en la escuelita mixta del Llano de la Cruz; se bachilleró en el colegio La Salle de León y obtuvo su título de ingeniero civil en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en la Facultad de Ingeniería que a partir de 1980 se convirtió en la Universidad de Ingeniería, UNI.

“Loco” e innovador

Cuenta el ingeniero Morales Castillo que sus compañeros le decían cariñosamente el “Loco Huertas” porque “era creativo, innovador y atrevido”.

Un trabajo a su cargo no se detenía si una máquina se dañaba, la reparaba o indicaba cómo hacer para resolver, innovaba; hacía acciones que parecían atrevidas pero que al final daban buenos resultados y él solo reía. “Era un tipo práctico y buen trabajador”

Lo recuerda como “jodedor, chilero, alegre. El no fue un ingeniero con muchos estudios de especialización, pero si con mucha experiencia de campo y siempre resolvía.”

Un pilar en la familia

Aunque vivía viajando por todo Nicaragua, siempre estaba pendiente de sus hijos, de su mamá; en la casita familiar de Apanás siempre estaba inquieto, decidía ir a tierra caliente para ver la siembra de frijoles o las vacas que le heredó su padre.

Cuando estudiante, tomaba su bicicleta, un regalito y enrumbaba hacia donde su abuelita, María Huerta en El Aguacate, en la zona sur de la ciudad de Jinotega.

Su madre Esperanza Herrera, muestra entre sus trastos de cocina, una porrita azul y un pocillo enlosado que siempre le aliñaba para llevar su merienda cuando viajaba en su bicicleta a estudiar en Jinotega, en el colegio La Salle.

En Managua siempre estaba presto a atender su trabajo y gestiones, era un buen lector y guardaba literatura antigua y de mucho valor.

Ante el fallecimiento de su padre Timoteo Huertas, él se convirtió en el pilar de la familia; su experiencia de vida siempre nos permitió verlo como referente familiar.

Hace aproximadamente 13 años realizamos un encuentro familiar en Jinotega y ahí compartió con los tíos, primos y sobrinos. Quedó pendiente el encuentro de los primos.

Su madre Esperanza Herrera, muestra  la porrita azul y un pocillo enlosado que siempre le aliñaba para llevar su merienda cuando viajaba en su bicicleta a estudiar en Jinotega.

8 comentarios en «Fallece el destacado y reconocido ingeniero jinotegano José Ramón Huertas Herrera»

  1. Mis condolencias a la familia Huerta por la partida del Ing. José Ramón Huerta, excelente profesional y amigo.
    Dale Señor el descanso eterno y brille para él la luz perpetua.

  2. Mis Condolencias a toda la familia Huertas-Gutierrez. En este Memorial al Ingeniero Huertas, y creo que es una falta de respeto, no incluir a su esposa, a sus hijos. Solo se enfocaron en sus padres y hermana. Espero que mi comentario les sirva de ayuda en el futuro. Q.E.P.D.

    1. Disculpe, usted no se imagina con el dolor que se escribe, eso no indica que se haya hecho deliberadamente. Agradezco su comentario y valoro su preocupación y respeto su opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!