25 septiembre, 2021

La fatídica reforma a las pensiones de los jubilados

Fotografía tomada de La Prensa / NM

Francisco Samper Blanco (*)

Hace pocos días, un jubilado amigo de este servidor, me consultó sobre el cálculo de su pensión. Resulta que el presidente del Instituto Nicaragüense del Seguro Social emitió la resolución de su pensión más la cuantía de la asignación familiar para su señora esposa.

Le expliqué al amigo que el decreto 06-2019, publicado en La Gaceta No. 21 del 1 de febrero de 2019, reformó el artículo 85 del Reglamento de la Ley de Seguridad Social, el cual modificó los factores que se utilizan para calcular las pensiones de los nuevos jubilados. Con los factores reformados, los montos de las pensiones disminuyen de un 30 por ciento hasta un 45 por ciento.

Tal como lo expresé en un artículo que publiqué en febrero de 2019, a raíz de la aprobación y publicación del decreto en mención: “La Reforma al artículo 85 del Reglamento del INSS no se la deseo ni a mi peor enemigo”. Y más adelante escribí: “Los futuros pensionados recibirán pensiones que afectarán profundamente sus medios de subsistencia”. A más de dos años de esa reforma, los nuevos jubilados que desconocen a profundidad la reforma se encuentra con la ingrata sorpresa.

Pero vuelvo con el amigo. En verdad él no ganaba mal. En comparación con el nivel salarial de la inmensa mayoría de los nicaragüenses en realidad ganaba muy bien. Su salario promedio (de las últimas 375 semanas) era de C$26,482.00, monto que es muy superior al salario promedio actual de los asegurados del INSS, equivalente a C$12,100.00.  Adicionalmente, acumulaba 1,306 semanas cotizadas.

Al conocer la resolución, casi le da un infarto.

El INSS calculó su pensión en C$11,184.00 más la asignación familiar de su esposa (le aplican el 13.5% sobre el monto de la pensión) en C$1,509.00 para un total de C$12,693.00.

Le aclaré que si no hubiera habido reforma al artículo 85 del Reglamento de la Seguridad Social su pensión hubiese correspondido a C$16,569.00 más C$2,485.00 de la asignación familiar para su esposa (le aplicaban el 15% sobre el monto de la pensión), para un total de C$19,054.00.

Como puede observarse la pensión del amigo disminuyó en 33.4 por ciento, equivalente a un monto de C$6,361 córdobas. Si lo vemos respecto de su salario, el asunto es más grave: mi amigo devengará C$13,789 córdobas menos, equivalente a una disminución de 52 por ciento.

(*)Economista y abogado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!