5 agosto, 2021

“No podemos seguir repitiendo ni apostando a un cambio de país con los mismos paradigmas políticos”

Imagen de Víctor Zegarra / NM

“En Europa, primero y ahora en América, los hombres elegidos se han encargado de endeudar a su pueblo para crear una atmósfera de dependencia. ¿Y por qué? Por su propia necesidad egoísta de aumentar su propio poder personal”.

Papa Francisco

Nicaragua ha entrado en una cuenta regresiva electoral, donde los que aspiran al cambio de sistema todavía no están claros que es lo que van hacer, las pugnas internas evidencian que no hay un objetivo común en función de la sociedad.

Lo triste de esto es que muchas personas por falta de una formación o de conocimiento no invierten un poco de tiempo para la reflexión y la racionalidad en estos temas delicados y clo  los cuales se juega los destino de otras cinco años de gestión y administración públicas.

Julio César Guerrero Dias

La búsqueda o la lucha por conquistar el poder político o mantenerse en el poder es ahora el epicentro en muchos países de mundo, se ha constituido en uno de esos temas que está ocupando en su primeras planas los diferentes medios de comunicación.

También ocupa mayoritariamente las mentes, el pensamiento, las reflexiones, críticas, análisis y opiniones no solamente de los académicos, sino de la sociedad en general, es parte de nuestra realidad.

Aunque a veces pareciera que la sociedad se muestra indiferente no es así, la gente habla de esto, nada mas que de manera discrecional.

La situación está difícil, hay desesperación por la falta de trabajo, no se pueden pagar las deudas, los productos cada día son mas caros, son temas que le atañe a la política, y los que están en la política deberían escuchar esa voces, exclamaciones llena de mucho sentimiento y que se sienten impotentes por los que ostentan o quieren alcanzar el poder.

Los políticos han estado tratando de armar algo coherente sobre la naturaleza del poder sin haber obtenido un resultado claro. Mucho de lo que se ha hablado sobre el poder ha sido en función de precisar lo que implica la autoridad política, es por eso que en el presente escrito trato de compartir mis ideas o puntos de vista en función de cómo se ejerce el poder en nuestro país.

El ejercicio del poder es el que ha llevado a naciones a mantenerse congeladas y a conflictos y crisis sociales internas de violencia, sin desarrollo, sin calidad de vida en los diferentes aspectos, educación, salud, trabajo, cultura, libertad individual, derecho a vivir, a la libertad de la palabra, a la participación ciudadana, todas estas necesidades sociales se ven arrinconada, asediada por los que ostentan el poder.

Así no se puede aspirar a que el país mejore, porque no se trata de cambiar a personas en el poder, sino cambiar un sistema político que se agotó, que no responde a las necesidades de la población.

Un sistema que modifique, innove, mejore lo que tenemos, no podemos seguir repitiendo ni apostando a un cambio de país con los mismos paradigmas políticos, tales como líderes políticos, partidos políticos, militancia política, liderazgo político, cuando sabemos que en este país no existen líderes políticos sino caudillos políticos y aspirantes a ser caudillos.-

Hoy los estados son dirigidos desde estructuras partidarias, se creen que son los únicos que pueden estar al frente de esas estructuras, es por eso que vemos las mismas caras, escuchamos los mismos discursos, es decir, mas de lo mismo, esto nos conduce a no salir de la pobreza en todos sus aspectos, y si a eso le agregamos que la educación nuestra está de cara a fortalecer el proyecto político ideológico del poder, estaremos condenados a seguir en una sociedad autómata sin capacidad de pensar ni de actuar para tratar de aportar a un cambio de sistema.

El poder político puede ser asumido por el gobierno a través de la fuerza, como ocurre en las dictaduras, o surgir de un acuerdo por el cual el pueblo les delega a los funcionarios el poder, en elecciones libres, como ocurre en las democracias modernas.

El poder político es el único que se encarga de usar la fuerza pública para restablecer el orden perturbado y combatir la inseguridad dentro de los límites legales, ya que, para herir, matar o privar de la libertad a una persona deben existir motivos fundados.

Cuando el poder sobrepasa los mandatos constitucionales o legales, se incurre en un abuso del mismo; y según algunos pensadores, como por ejemplo el liberal inglés John Locke (1632-1704) esto da el derecho al pueblo de resistirse a la opresión. Sin embargo, en los estados totalitarios el abuso de poder es una de sus características.

Otra concepción sobre la naturaleza del poder lo muestra como una relación entre gobernantes y gobernados, donde la noción de relación social se torna central ya que los asuntos humanos solo pueden ser explicados y comprendidos por referencia a las relaciones que se establecen entre los individuos que viven en sociedad.

El concepto de poder formulado por Max Weber podría ser considerado un ejemplo de esta concepción. Weber definió el poder como “… la probabilidad de imponer la propia voluntad, dentro de una relación social, aun contra toda resistencia y cualquiera que sea el fundamento de esa probabilidad” (1979, 43)

Esta concepción planteada es la dominante en los sistemas políticos en los gobiernos, la imposición de voluntades a como sea, significa que cuando el objetivo final es importante, cualquier medio para lograrlo es válido. La frase es atribuida al filósofo político italiano Nicolás Maquiavelo, aunque en realidad la frase la escribió Napoleón Bonaparte en la última página de su ejemplar del libro “El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo.

Este pensamiento no contribuye en nada a la búsqueda de un cambio de sistema mas bien genera problemas, agudiza los conflictos y los convierte en crisis como es en el caso nuestro, estamos en una crisis de todo orden en especial el aspecto político.

Lo que pasa en estas situaciones es que el árbol nos pierde el bosque por las aspiraciones personales que es lo que se evidencia por el momento, el cambio que se aspira no lleva un rumbo establecido por que todos quieren y aspiran el poder, así no se puede llegar lejos, ni responder a las demandas de la sociedad

En el contexto político, el poder es ejercido por gobernantes quienes, a través del Estado, administran el monopolio de los medios de la violencia legítima para hacer que las leyes se cumplan por los gobernados.

Al igual que Marx, Weber todavía vincula el poder con la posesión de algo. En el caso recién citado, el poder político es vinculado con la posesión de los medios de la violencia legítima. Ello no demuestra a fin de cuentas que el poder sea una propiedad.

Quienes identifican el poder con una propiedad incluso reconocen la existencia de relaciones de poder, verbigracia es decir la colaboración y articulación de las diferentes instancias del estado para fortalecer sus proyectos y su poder político, nosotros no estamos ajenos a eso.

El poder no es una propiedad, pero está estrechamente vinculado con la posesión de cualesquiera de los medios para la obtención de un fin. El poder no es una relación, pero se da en las relaciones sociales como constituyente de aquellas acciones que tienen por objeto la modificación de la conducta del otro, de lo cual se infiere que el poder produce efectos y son éstos los que en cada situación particular permiten definirlo (Cf. Martín-Baró, 1989, 97-99)

Cuando consideramos que el poder es de las personas las instituciones no caminan, se estancan  lo mas delicado es creer, lo que plantea Nicolás Copérnico, astrónomo polaco, es conocido por su teoría Heliocéntrica que había sido descrita ya por Aristarco de Samos, según la cual el Sol se encontraba en el centro del Universo y la Tierra, que giraba una vez al día sobre su eje, completaba cada año una vuelta alrededor de él.

Muchas personas piensan que  sobre ellos debe de girar todo es así que se creen dueños de partidos políticos, de instituciones de organismos, de gobiernos se entronizan y lo hacen suyo, piensan lo que señalaba Luis XIV “el estado soy yo” el organismo soy yo, la institución soy yo, el gobierno soy yo, y en términos mas claros el que manda soy yo.

Estamos sin poder visualizar que esto va a cambiar porque hay desconfianza en la sociedad y cuando existe la desconfianza no hay compromiso para poder cambiar las cosas.

Aunque el poder no es una posesión, no puede ser disociado de los medios por los cuales él viene a la realidad. Por este motivo, es importante reconocer los esfuerzos de aquellos que han estado consientes de este vínculo entre poder y los intereses personales.

Vivimos las ansias de poder, donde se evidencia el egocentrismo, el protagonismo, o como lo plantea el doctor Núñez padecen del síndrome del figureo donde el que figura mas piensa que él o ella debe de ser la persona indicada para ostentar el poder, un poder que si lo logra conquistar será para aplastar a su adversario político, eso lo hemos vivido en política la historia nos ha dejado este legado el que gana, gana todo y el que pierde, pierde todo.

De cara a este proceso electoral que se aproxima y la lucha por el poder que se avecina, suponemos que participarán varios partidos políticos por el momento los que aspiran al cambio de sistema no tienen definido nada, a la sociedad hay que proponerle que es lo que van hacer si es que llegan alcanzar el poder como ciudadanos podemos hacernos estas preguntas, en lo social ¿cómo van a reducir la pobreza?, pero, no con discurso si no con datos.

En la salud, qué va hacer mejor con relación a lo que existe ¿de qué manera? ¿cómo mejorar la calidad de la educación? con argumento sólido que convenza al electorado, en lo laboral que ofrecen a los trabajadores mejor de lo que tiene ahora, como generar empleos, a los jóvenes ¿qué les dicen? en materia de seguridad ciudadana a la sociedad.

A las mujeres ¿que le ofrecen? ¿a los adultos mayores? ¿dónde quedan los jubilados? ¿se acordarán de ellos? en infraestructura vial ¿qué novedoso piensan hacer? estas son apenas algunas ideas faltan un sinnúmero mas, usted le puede sumar otras sin planes concretos, reales, factibles, donde le demuestren a la población que es posible hacer mejor las cosas que la que existen estarán dando un paso adelante.

Ahora cuando se habla de poder muchos piensan que solo es el gobierno que maneja esto, también los grupos políticos tienen el poder que la ciudadanía se les hace difícil identificar, porque es poder subliminal el poder de experto del que construye una autoridad basada en el conocimiento acumulado, en los saberes especializados o profesionales, o en los talentos y capacidades especiales. Se manifiesta mediante las credenciales, la reputación y otras formas de dejar en evidencia la experiencia,

El poder de referencia. También conocido como influencia, es un tipo de poder que depende de las afiliaciones o los grupos a los que pertenecemos, y se accede a él de manera indirecta, o sea, por cercanía respecto de un poder de otro tipo. Es el caso, por ejemplo, de quienes son amigos o cercanos a un político poderoso, pudiendo influir en sus decisiones u obtener trato preferencial.

El poder informativo. Aquel que se desprende del control o del manejo que un actor social tiene sobre la información que el público consume, es decir, el poder de manipular o administrar la información y con ella la opinión pública. Sin embargo, no sólo lo poseen los medios de comunicación, sino también las personas.

Este último poder es el que el que todos los días lo miramos en los medios ¿quién es el que les ha dado este título de expertos a estos emisores privilegiados ¿solo ellos o ellas saben del tema? ¿por qué solo ellos y no otros?

¿Es que no hay personas que manejen estos temas? ¿no cree usted que ya sabe lo que van a decir? el asedio y acoso viene de todos los que ostentan poder en todas sus manifestaciones lo mas visible es lo que a la vista está palpable, el poder ejecutivo, legislativo, judicial y electoral, pero tan poderoso son estos poderes como los señalados, el de experto, el referencial y el de la información, por eso la necesidad de poseer conocimientos para que no le den atol con el dedo, es necesario que cada uno de nosotros ignoremos menos.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!