25 septiembre, 2021

La “población peón, vale muy poco o la versión moderna de “los de abajo”

Tomado de Otro ángulo / NM

Arnulfo Urrutia

El Covid19 es una caja de sorpresas, todos los días leo algo nuevo y todos los días confirmo que es más lo que no se sabe, que lo que sí. O tal vez, lo que quieren que se sepa.

¿Cómo es posible que después de un año de pandemia, la ciencia y la tecnología que ahora fabrica cohetes espaciales reutilizables, domina la nanotecnología, robótica, inteligencia artificial y cada día descubre planetas ubicados a millones de años luz, todavía camine a tientas en esto del Covid19?

El encierro, la crisis económica familiar, las limitaciones afectivas, las amenazas de nuevas cepas y tantas otras “amenazas”, están generando estados de ánimo muy peligrosos. Basta revisar las noticias en los pocos medios de difusión serios que quedan.

Creo que al liderazgo mundial la “Población peón” le valemos muy poco. Si los bancos o las grandes corporaciones estuvieran en crisis, seguro ya se hubieran reunido y encontrado soluciones.

¿Y te olvidas de las vacunas en tiempo récord? Estará pensando alguno de quienes leen estas cuatro letras. Sí, hay vacunas, pero sobre las mismas hay más interrogantes que certezas.

El día de hoy BBC noticias publicó un artículo titulado “Vacuna contra el coronavirus: 4 incógnitas que quedan por responder”, y vean cuáles son las incógnitas:

  1. ¿Cuánto dura la inmunidad que ofrecen las vacunas?
  2. ¿Es posible contagiarse de coronavirus después de vacunarse?
  3. ¿Protegerán las vacunas contras las nuevas mutaciones y variantes del coronavirus?
  4. ¿Cuántas dosis y en qué periodo deben administrarse las vacunas?

No hay consenso sobre las respuestas.

Somos espectadores de una gran batalla de marketing-político-sanitario, que alimenta el ego de pocos y mata de desesperanza a muchos.

El tema da para más, pero insisto, “Población peón” valemos muy poco.

Arnulfo Urrutia

Perspectivas desde mi balcón | Después de conversar en la esquina, en el negocio, en la oficina, donde haya interlocutores, Arnulfo Urrutia se va a su balcón y desde ahí elabora sus ideas positivas y recomienda reconstruir sus pensamientos para luego compartirlos.

Ver todas las entradas de Arnulfo Urrutia →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!