13 junio, 2021

Los medios de comunicación se han convertido en los ausentes mas presentes en la Educación

Ceen.org.mx / NM

“La ventaja competitiva de una sociedad no vendrá de lo bien que se enseñe en sus escuelas la multiplicación y las tablas periódicas, sino de lo bien que se sepa estimular la imaginación y la creatividad”.                                   Walter Isaacson.

El acompañamiento de los procesos educativos obligatoriamente se tiene que considerar a partir de la labor que desde los medios de comunicación se realizan, es a través de representaciones, sociales, económicas, políticas, históricas, geográficas, y de otra naturaleza que fortalece los conocimientos de los estudiantes y sociedad en general.

Julio César Guerrero Dias

Inicia un nuevo año escolar en todos los subsistemas educativos cuando la pandemia ha trastocado todo, especialmente lo referente a las formas organizativas de la enseñanza es decir la metodología, la didáctica que se aplicará en este nuevo escenario.

Cómo impartir contenidos, con qué los criterios de evaluación y otras variables educativas que permita enfocarla hacia una educación de calidad.

Es así que toman mayor importancia los medios de comunicación en su función de sus principios educar, aspecto que es cuestionado por la sociedad, ¿lo han hecho? ¿qué tanto educan los medios? ¿se le puede confiar a los medios como parte complementaria de la educación formal?

¿Qué contenido de interés fuera de las informaciones es significativo para los estudiantes y para la sociedad?

El desarrollo de nuevas tecnologías ha reorganizado a la sociedad en todos sus aspectos, en su quehacer de todos los días y la educación formal no escapa a eso.

Con el surgimiento de la sociedad de la información y la incursión de manera directa de los diferentes medios de comunicación en el proceso educativo, la  educación formal se está quedando sin aulas, es decir sin esos espacios cerrados, controlados y reservados en los que el saber fluía verticalmente del maestro al alumno.

Hoy estas figuras han cambiado, ahora la manera de complementar el desarrollo de la inteligencia humana en la persona, es obligatoriamente haciendo uso de los diferentes medios de comunicación.

Sin proponérselo han entrado en el modelo educativo constructivista que es lo que mucho falta en la educación formal, también un concepto que poco a poco va desapareciendo y dando cabida a lo que se denomina educación para la vida, es parte de los nuevos procesos de adquisición del conocimiento.

Esta concepción de  colaboración que hacen los medios, para reforzar y posesionar los conocimientos adquiridos es parte de la función educativa que los medios aportan a los centros educativos, maestros, alumnos y sociedad, creando nuevos ambiente de percepción y construcción del conocimiento.

Por otro lado, las escuelas, institutos, universidades, los contenidos programáticos que se desarrollarán, a manera de ejemplo en las universidades, los famosos syllabus o sílabus  no deben de ser como que están escrito en piedra inamovible, cuando se planifica y se organiza el sumario de contenido a desarrollar parten de un supuesto.

No se toman en consideración el número de estudiantes, el tipo de estudiante, si los recursos que tiene la carrera es suficiente, el tipo de salón que tenés, el recurso técnico que tiene el estudiante y el mismo docente, por eso los profesores se angustian cuando no han cumplido lo establecido en ese documento porque es como el contrato del docente y del estudiante.

La educación es mas que eso, por esa razón se  tienen que ir descentralizando de lo que hasta ahora ha sido su eje pedagógico y de la transmisión del conocimiento el libro o solo la bibliografía recomendada por el docente y más enfocarse en convertir a los estudiantes en lectores, que la lectura se convierta en una necesidad permanente como nutriente mental, y tratar de aprovechar sus intereses, para que a partir de los gusto y de sus necesidades de ellos ir generando procesos de discusión, análisis y reflexión.

Este ejercicio académico los podrá conducir a la formación profesional que las instituciones desean profesionales con sentido crítico y al mismo tiempo ir construyendo su propio conocimiento, ¿cuánto lee un estudiante?

Los mensajes transmitidos por los medios de comunicación en general suelen ser creados por un número muy pequeño de personas con relación a la gran cantidad a la que van enviados, y por los que van a ser recibidos.

La mayor parte de las veces los receptores se comportan de una manera pasiva, absorbiendo todo lo que les llega sin filtrar la información. Sabiendo esto, las preguntas que nos podemos formular en este caso serían del estilo de: ¿quién produce estas informaciones? ¿con qué criterios? ¿por qué se organiza y se transmite la información de esa manera? ¿a quién va dirigida la información? ¿cómo distinguir lo que nos quiere decir?

¿Hay segundas intenciones en la información?, ¿cuánto de lo que aparece en los diferentes medios le pueden ser útil para su clase? considero que los maestros de cualquier nivel que sea, es como un pecado educativo que no esté informado de lo que pasa en su entorno, hoy la temática desarrollada en clase que no se vincula con lo que sucede en plano local y exterior no tiene sentido.

Por ello es innegable afirmar que se hace necesario el poder integrar la formación en medios de comunicación en el aula, concienciando al profesorado de la importancia educativa y social de esta labor, y haciendo que los alumnos tengan Influencia de los medios de comunicación en la educación capacidad crítica y puedan interpretar correctamente los mensajes que los medios envían continuamente.

Los medios de comunicación lleguen a ejercer una función plenamente educativa y formativa sobre nuestros jóvenes, siempre buscando un equilibrio entre la educación y los medios de comunicación, y no viendo a éstos como algo que nos está continuamente manipulando e interponiéndose en la labor docente.

No podemos negar que el libro sigue siendo útil y es válido para el proceso de aprendizaje, pero son subutilizados en este proceso.

Si vemos en los niveles educativos, primaria, secundaria al inicio del año escolar que en algunos colegios privados especialmente en primaria y secundaria les entregan un listado de textos supuestamente para utilizarlo en el curso escolar en las diferentes materias, los niños y jóvenes hasta se encorvan del peso de sus mochilas con tantos libros.

Lo peor es cuando al final del año escolar hay libros que pareciera que nunca se utilizaron, por qué están nuevos, sin estrujamiento que se puede vender al mismo precio que como se compró.

Si bien es cierto que el libro sigue siendo un recurso para adquisición del conocimiento el facilitador del proceso de aprendizaje está en la obligación de recomendar qué leer, cómo leer y cómo complementar esa lectura con programas educativos que se generan desde los medios de comunicación social.

La pérdida de hegemonía del sistema educativo formal y la aparición de nuevas fuentes accesible del conocimiento especialmente desde los medios de comunicación van provocando la democratización de la sociedad y a favor de un mayor grado de libertad de expresión y acción esta combinación medios, escuela con temáticas sociales, políticas, económicas, ambientales, de salud, de género y otras.

Lo anterior se conoce como comunicación para el cambio social, es una nueva mirada de ver los diferentes fenómenos que surgen en el entorno inmediato, lo local y más allá de eso, en palabras más sencillas es cambio de actitud.

Sólo de esta manera podemos ver la utilidad del conocimiento adquirido desde las aulas y desde los medios de comunicación, ¿por qué no se ha logrado? ¿el sistema educativo es muy cerrado? o ¿es que la educación tiene solo una mirada o un pensamiento único?

En determinados casos se puede dar la situación personal que haga que algún individuo no pueda acceder de manera adecuada a los medios de comunicación, lo que llevará a que esté en desventaja respecto de los demás a la hora de actuar de manera adecuada dentro del entorno social.

Se ha demostrado que  los individuos mejor informados y mas actualizados tienen mejor posibilidad de tomar la decisión adecuada y de hacerlo de una manera más rápida y óptima que aquellos que no estén informados, frente a una misma situación planteada.

Es imposible controlar todo el flujo de información al que estamos sometidos día a día por parte de los medios, y lo que debemos hacer no es evitarlos ni restringirlos, y esto sería dar la espalda al inevitable avance de nuestra sociedad, ya que la información nos viene por todos los lados.

Lo adecuado sería crear una actitud crítica en el receptor, de manera que fuera capaz de discernir toda la información a la que está sometido, ya que en esta época de las telecomunicaciones que nos ha tocado vivir, los medios de comunicación están modificando nuestra manera de percibir la realidad y el mundo en el que nos encontramos.

Lo que debemos asumir es que es de una claridad evidente el hecho de que la educación actual no se basa solamente en aprender a leer y a escribir correctamente, ni aprender cálculo matemático, química, historia, idiomas, ciencias naturales y otras.

Se debe entender que la ciencia está dentro de una sociedad y que la educación actual pasa por aprender a manejarse en y con los medios de comunicación, aprender a analizarlos e interpretarlos, utilizarlos correctamente, siendo capaces de expresarnos de una manera clara a través de ellos, esto es lo que le corresponde a la academia.

Muchos piensan que cuando se aborda un tema del momento con los estudiantes se pierde o mas bien no se avanza en el contenido programático, se puede perder siempre y cuando no lo vincula con el tema a desarrollar, la educación del momento es multifactorial eso le aporta un valor agregado a la formación profesional.

Los retos de la educación hoy en día se presenta de manera universal aunque con matices diferentes dependiendo de las situaciones económicas, geográficas, culturales de cada escenario.

La producción del conocimiento o del saber no es privilegio de los centros de enseñanza, estas se tienen que abrir a nuevas fuentes y formas de compartir estos conocimientos que repercutan en el formación integral del nuevo profesional, este nuevo recurso educativo se llama medios de comunicación, este complemento conduce a ver la educación, que en todo momento debe de ser crítica y no seguir estrategias de censura.

La necesidad de educar a los alumnos para que hagan frente a las exigencias del futuro. Las instituciones escolares han ignorado con excesiva frecuencia la educación de los hechos presentes, los cambios culturales, políticos y de todo orden del mundo contemporáneo.

Por tanto, el debate no ha de estar sólo en la incorporación de los medios en la escuela, sino «el tipo de formación cultural que queremos potenciar…, cómo integrar esa cultura mediática en las escuelas, cómo transformamos a los medios de comunicación en objeto de estudio y análisis curricular y cómo logramos que los estudiantes transfieran este conocimiento a su vida cotidiana», en definitiva, en plantearnos una filosofía y modelo de escuela (Aguaded, 1993).

Es así que los discursos de temas generados por los medios de comunicación, que están sujetos a discusión, crítica y reflexión ayudan a los estudiantes a realizar un ejercicio académico que provoque estado de libertad, de conciencia crítica y de argumentos lúcidos que conduzcan a una liberación del pensamiento.

Los medios de comunicación están provocando la participación de la sociedad en los procesos educativos es por eso que los centros educativos ya no son la única garantía de socializar el conocimiento, sino que son los medios de comunicación, y por lo tanto es necesario la participación de otros agentes sociales, los medios han hecho un espacio de convivencia social con  los diferentes actores y actrices sociales, que puedan aportar desde su experiencia, conocimientos e ir tejiendo lo que hoy se denomina ciudades educativas, o comunidades educativas, sólo los medios son los que provocan esta red que permite involucrar a los diferentes sectores, por qué la educación es de todos y para todos.

Nunca como hoy la educación de nuestros hijos ha quedado en manos de dos grandes instituciones los centros de enseñanza y los medios de comunicación es por eso que se necesita que ambas estén de manera permanente en un diálogo, pero no se puede dialogar mientras los intereses sean antagónicos.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!