16 septiembre, 2021

¿Continuará Ortega con su estrategia política de esperar que el “mañana” le favorezca para definir espacios en el 2021?

Imagen de Artículo 66 /NM

Oscar-René Vargas

La estrategia política de Ortega ha sido reprimir a cualquier costo para retener el poder y no conceder nada o lo mínimo que pueda. Siendo, así las cosas, él espera el “mañana” para ver que le trae mientras mantiene al pueblo encerrado en una jaula por medio de la represión generalizada y/o selectiva.

En octubre 2020, la situación económica era su principal problema que lo haría, posiblemente, dar algunas concesiones. Hoy ya no lo es, porque el “mañana” le trajo dos huracanes con un premio económico a través de los préstamos conseguidos con los organismos financieros internacionales. A él no le importan ni los muertos ni los damnificados, siempre ha actuado así, se mueve en la dirección del viento y le ha dado resultado.

De los montos totales aprobados por los diferentes organismos financieros (BID, BCIE, FMI y BM), tenemos que esperar a ver cuántos de esos millones de dólares aprobados representan desembolsos directos y en efectivo; ya que es probable de los prestamistas den el dinero para la recuperación de la producción y económica por medio de fondos para que sean por diferentes organizaciones los que los administren.

Por otro lado, si el dinero es administrado por los bancos, como el caso del préstamos del BCIE para las PYMES, el efecto positivo en la economía será mínimo, pues los bancos, en primer lugar, tardará su tiempo para aprobar los créditos (todos sabemos de la burocracia existente), en segundo lugar, exigirán garantías tangibles, lo cual será difícil que los clientes puedan dar las mismas, ya que no las tienen, además, al ser el riesgo crediticio de los bancos, estos serán más selectivos por lo que desarrollar cualquier programa tomará su tiempo, y lo más probable es que los efectos positivos de todos esos financiamientos que vendrán, no se verán en el 2021, sino cuando más en el 2022.

En segundo lugar, para que estos fondos tengan su efecto positivo en la economía en el 2021, lo práctico sería que organismos financieros como el BCIE, den los fondos tomando el riesgo crediticio, sin muchas exigencias y que los bancos sean simples administradores de los préstamos, por una comisión, lo cual también abarataría los créditos al usuario final.

En tercer lugar, en el 2021, en el mejor de los casos los préstamos van a favorecer al 20 por ciento de la población (los quintiles superiores) con muy poco efecto positivo para el 80 por ciento más vulnerables de la población: desempleados, mujeres, jóvenes y niños.

En cuarto lugar, Ortega ocupará todos los recursos a su disposición, los fondos de las donaciones externas y la cuota de los préstamos internacionales que logrará controlar directamente para repartir dádivas y beneficios entre sus bases, excluyendo de manera arbitraria a todos los demás. Es decir, lo va aprovechar para seguir implementando el clientelismo político.

En quinto lugar, los préstamos concedidos indican una estrategia geopolítica y geoeconómica de parte de los EEUU, a pesar de la Ley Nica Act, el Departamento de Estado no ha bloqueado ninguna acción en las concesiones de los préstamos; los cual indicaría que han tomado la decisión de favorecer una “salida al suave” a través de las elecciones de noviembre 2021 no importando quien gane.

El sistema de control social garantizado por los paramilitares, la policía y los grupos de choque en los barrios, las arbitrariedades del poder judicial, la violencia de las expropiaciones ilegales en el campo, etcétera; le permitirá a la dictadura mantener una base social suficiente como para ganar las elecciones-farsa del 2021. A él solo le importa mantener el poder, aunque sea con el 20 por ciento del padrón electoral. Más aún después del resultado de las elecciones en Venezuela.

En las actuales condiciones de represión y la alta probabilidad de no transparencia en el proceso electoral 2021, Ortega tiene todas las ventajas para reelegirse. La pregunta es: ¿Jugará Ortega la carta electoral solamente con los partidos zancudos como en Venezuela? ¿Ortega continuará en su estrategia política de esperar que el “mañana” le favorezca para definir los espacios o concesiones a dar?

Un pensamiento en “¿Continuará Ortega con su estrategia política de esperar que el “mañana” le favorezca para definir espacios en el 2021?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!