18 mayo, 2021

Una joven periodista se enfrenta al monstruo del poder y la conspiración

Guillermo Cortés Domínguez

Es jovencita Kalua Salazar, y está experimentando horrores. De la mano de Sergio León entró al periodismo, se apasionó y se convirtió en jefa de Prensa de radio “La Costeñísima” y hoy a veces ella siente que se le está escapando esa historia de lucha, de búsqueda de información, de platicar con la gente, de conocer lugares, de redactar noticias, cuando funcionarios orteguistas la han acusado judicialmente.

Imaginen la presión que causa una imputación en los tribunales y eso ha impactado en esta muchacha que luego sería fulminada por la decisión de una juez de la dictadura de abrirle juicio.

Golpe sobre golpe. Presión más presión. Intimidación, acoso y persecución, la receta de los Ortega-Murillo a los periodistas que osan decir la verdad.

Estos hechos lanzan una carga muy pesada contra las personas y hay que agarrarse muy duro para seguir adelante. Empeora la situación el hecho de que elementos orteguistas han comunicado en las redes sociales que quieren apoderarse de la radio, pues esta se ha convertido en un bastión de la libertad de expresión en el Caribe Sur.

Kalua ha demostrado carácter, temple, talante, pues está firme defendiéndose de las acusaciones de un poder mayúsculo: el de una dictadura caracterizada por su irrespeto a la prensa y a la libertad de expresión.

El periodismo independiente de Nicaragua, incluyendo a los de la RACS, está con ella, así como las organizaciones gremiales como el PCIN, APN, PEN, Foro de Directores y Dueños de Medios, la Fundación Violeta Chamorro; los organismos defensores de derechos humanos CPDH y Cenidh.

Cuenta también Kalua con un excelente abogado, Boanerges Fornos, quien desarrolló parte de su carrera en la costa Caribe.

El gremio está en pie de lucha y pendiente de otro frente que ha abierto el régimen contra el colega David Quintana, también acusado para sacarlo de juego, para impedir que continúe informando este periodista que sorpresivamente en abril del 2018 colgó su especialidad ambientalista y se metió de lleno al periodismo político con excelentes resultados.

Los cañones de la dictadura están dirigidos contra ellos, nuestra hermana Kalua y nuestro hermano David, quienes cuentan con toda nuestra solidaridad, la cual debe traducirse en un plan de acción que impulse el PCIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!