9 mayo, 2021

Cuando la extravagancia y lo insólito son políticas de Estado

Nuevas Miradas

De los dictadores se esperan los hechos más inverosímiles; de las dictaduras se han escrito libros amenos de sus extravagancias, delirios y hasta insólitos, sin embargo, en Nicaragua han trascendido hasta el sentido común.

Las extravagancias las presentan como obras de un “buen gobierno”; los muertos nunca mueren, cuando desaparecen irremediablemente, “pasan a otro plano de vida”.

En Nicaragua, la dictadura familiar llega a niveles de embrujos a sus seguidores que bailan canciones envejecidas con más de veinte años de uso, fuera de contexto y frente a una pandemia, hacen todo lo contrario a lo que practican los pueblos y gobiernos del mundo.

Siul apenas recoge un hecho que ha llegado a niveles de locura; antes censuraban y reprimían a quienes usaban mascarillas y ahora aparecen como los abanderados de la prevención, pero sus seguidores son llevados a eventos públicos y no usan mascarillas, ¿cómo entenderlos?

Luis Sánchez Corea

Mirada gráfica | Los trazos de una mirada a la realidad; o te hacen reír o te ponen a pensar.

Ver todas las entradas de Luis Sánchez Corea →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!