13 junio, 2021

Dime cómo y qué lees y te diré de dónde viene el discurso informativo

Gráfico de Miguel Pellicer / NM

Para hacer escuchar lo que decimos, es necesario ponerse en el lugar de aquellos a quienes uno se dirige.”

Jean Jacques Rousseau

Julio César Guerrero Dias

La información cada día es indispensable para la sociedad, para darnos cuenta cómo camina o qué sucede en nuestro entorno y el mundo. Hay que aprender cómo se construyen y bajo qué criterios se elaboran los discursos informativos, seamos racionales, no nos dejemos llevar por el instinto.

La información y la comunicación ahora no es una exclusividad ni de los medios ni de los comunicadores, pero son ellos lo que la sociedad supone que deben de hacer un mejor trabajo por ser profesionales de la información.

El contexto mundial de la información en todos los medios de comunicación es el mismo desde hace algunos meses, ya está demás decirlo, ustedes lo saben a qué tema me refiero.

Es interesante reflexionar sobre esto, porque la sobre información que se dice sobre el tema desconcierta a la sociedad.

Epertos del tema dicen una cosa, otros dicen otra cosa, y la sociedad queda en la incertidumbre a quien le cree, a pesar que es un tema científico, me refiero a la pandemia del Covid19.

Estoy seguro que mucha gente ha visto en videos, ha escuchado discursos, ha leído mucha información y eso implica mas incertidumbre quizás eso es lo mejor para la sociedad no fiarse de nadie y si está haciendo eso. A como dice Aristóteles “el ignorante afirma y el sabio duda y reflexiona”.

El maestro Daniel Prieto Castillo en su texto Manual de Análisis de mensaje señala que todo discurso tiene un intencionalidad, un objetivo, un interés, no es ajeno a nada, el discurso informativo generado por los comunicadores y representado en los medios de comunicación no escapan a eso.

Para analizar un discurso producido desde los medios de comunicación es necesario, obviamente identificarlo primero, me refiero a investigarlo a conocer la razón social de la empresa, quienes son los dueños, cuál es su filosofía, que tema desarrollan, como escriben, que ideología tienen que tipo de comunicadores laboran. Esto permite tener una idea muy amplia e identificar porque representan de esa manera un acontecimiento, todos estos aspectos es lo que le da complejidad al trabajo informativo y a la interpretación de cada pieza informativa.

Como el discurso informativo refleja o genera una realidad, analizarlo implica descubrir no sólo sus elementos característicos, sino su funcionamiento, es decir, cómo consigue construir realidad y esa en concreto.

Por tanto, analizar el discurso implica no solo verlo, escucharlo o leerlo bien es tratar de identificar los elementos que conforman esa narrativa llamada información para comprender su contenido y sus efectos.

Comparto con ustedes algunas ideas que puede ser de utilidad para entender mejor la intencionalidad de la representación que nos presentan.

El primer aspecto a considerar es en qué contexto está la información, para ejemplificar un poco en el caso nuestro toda la información producida por los medios y comunicadores es el político, la pandemia es un aspecto circunscrito como recurso informativo.

Como señala Prieto Castillo hay dos categorías analíticas, lo manifiesto y lo latente en este caso lo manifiesto es la pandemia porque es una realidad, lo latente es lo que está detrás de eso y no se dice es lo oculto del discurso, pero se deduce cual es el objetivo que se persigue, utilizando como recurso los acontecimientos y la manera de abordar dicho acontecer.

Otro aspecto a tener en cuenta cuando está frente a una representación es el asunto o tema como se está abordando, hay suficientes fuentes, son creíbles esas fuentes, existen datos para fortalecer la información, como han construido esos datos.

De dónde salen, lo que percibimos en nuestros medios, parecen que solo conocen a las mismas personas o fuentes, ya dicen lo mismo, las mismas caras, ustedes creen que solo ellos saben del tema, los queman, se convierten en emisores privilegiados.

Como dice el doctor León Núñez padecen del síndrome del figureo y cuando la gente está informada ya predicen que van a decir porque los entrevistadores como decimos en el argot beisbolero, hacen preguntas bola pasada, no incomodan a nadie las respuestas es predecible.

Así andamos y eso lo hacen todos, pero lo mas importante es preguntarse qué relaciones de poder alimentan desde estos discursos informativos.

Hay otro aspecto a destacar es la ideología, es decir valores, actitudes y visión del mundo, base para elaborar el discurso informativo y frente a esto nadie escapa, porque somos personas, por lo tanto, la información o la representación se torna subjetivas por estos condicionamientos individuales que todos tenemos.

Dentro de la elaboración de la información el recurso lingüístico se vuelve indispensable para identificar la carga ideológica a través de las expresiones, metáforas, los tonos, las adjetivaciones, lo hiperbólico, lo simbólico, para mencionar algunas nada mas, estos elementos son los que al final determinan el tipo de argumentación que han desarrollado en su discurso.

Habrá que preguntarse si tiene lógica lo que dice, el recurso utilizado es el adecuado, que técnica se ha utilizado es mas argumentativo o persuasivo.

Por otro lado, la estrategia de apoyo y legitimación a través de datos, expertos, o especialistas que ahora se han multiplicado, generar un modelo completo sobre el discurso, que considere la relación entre todos los elementos analizados, su génesis, su expresión y sus consecuencias.

En el llamado análisis crítico del discurso, hay más que los puntos anteriores, puesto que el analista se plantea seriamente qué se puede hacer para enfrentarse al discurso como herramienta de poder, cómo intervenir.

El objetivo del análisis crítico del discurso es asumir una posición con el fin de descubrir, desmitificar y, al mismo tiempo, “desafiar” una posición o dominación mediante un análisis crítico del discurso opuesto.

Así, en lugar de centrarse en la disciplina y sus teorías o paradigmas lo hace en la relevancia de una situación problemática o crucial.

El trabajo de un analista crítico está orientado por un “problema” más que por un marco teórico; su análisis, la descripción de un fenómeno como la formulación de una teoría juegan un rol en la medida que permita una mejor comprensión crítica de la “desigualdad social” basada en, por ejemplo, origen, género, clase, religión, lengua, u otro criterio que pueda definir las diferencias humanas.

Hasta el momento han ido aflorando varios conceptos importantes en torno a los discursos.

Como hemos señalado en el punto anterior, el análisis crítico se plantea descubrir y hacer públicas las relaciones de poder que alimentan los discursos dominantes y suministrar armas a la población especialmente a los grupos más vulnerables, para conocer estos procesos y elaborar estrategias para defenderse y actuar, como estamos viviendo lo que se dice, la sociedad de la información es necesario conocer algunos recursos que faciliten la comprensión de estos discursos informativos.

La intención es tratar de convertirnos en verdaderos lectores y aprender a ir desconstruyendo, analizando con mas sentido crítico lo que nos proporcionan estos medios.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!