7 diciembre, 2021

Campesinos salen a los caminos a defender fuentes de agua en Nueva Segovia

Nuevas Miradas

Familias campesinas, principalmente jóvenes de las zonas de Nueva Segovia, afectadas por incendios y talas de madera, comenzaron a salir de sus casas a los caminos para demandar el cese de corte de madera de pino tras los siniestros de las semanas anteriores.

Simultáneamente a estos piquetes de protestas campesinas, el grupo ambientalista Mogotón envió una carta al señor Javier Gutiérrez, viceministro del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, Marena, para que detenga una concesión maderera al ex alcalde sandinista del municipio de San Fernando, Melvin Ortez Beltrán, precisamente en el lugar conocido como La Explosión.

Este lugar, indica la carta que fue recibida el 5 de mayo del presente año, nace la cuenda del río San Fernando que abastece de agua a los municipios de San Fernando, Telpaneca y Ciudad Antigua. Los demandantes aclaran no tener nada personal contra el señor Ortez pero su reclamo está basado en el plan de manejo de busques que se maneja en el sector.

Estado debería pagar servicios ambientales a productor

En su misiva, los ambientalistas se remiten a la Ley 647 en la que se define la cordillera de Dipilto-Jalapa como área protegida y veda permanente.

Indican que la finca del señor Ortez está en la zona de recarga hídrica del río San Fernando, acción que viola el derecho al consumo de agua refrendado en la resolución 64/292 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, indica la carta.

Plantean que por la ubicación de la finca del señor Ortez, el Estado bien puede indemnizarlo por la prestación de servicios forestales.

El reclamo de los ambientalistas ha motivado a que los campesinos de la zona salgan a los caminos a respaldar la acción y aunque muchas familias viven de la actividad maderera, ponen como prioridad el agua.

Antecedentes

Acciones similares a estas se han vivido en Río Blanco en 1998, cuando una de las empresas telefónicas del país intentó colocar una antena en el cerro Musún en Río Blanco. En ese entonces, pobladores de la ciudad, encabezados por el sacerdote se ubicaron en las trochas para no dejar pasar tractores y camiones que se dirigían al cerro. Al final ganaron la batalla.

En el año 2015, en el mes de octubre, pobladores del municipio matagalpino de Matagalpa, marcharon masivamente, apoyados por la iglesia, para evitar la explotación minera a cielo abierto que amenazaba las fuentes de agua de las comunidades adyacentes.

Jóvenes ambientalistas del grupo Mogotón, limpian en las zonas cercanas a las fuentes de agua. Cortesía / NM

Jóvenes indígenas de Mozonte se han sumado a la protesta y ellos mismos hacen sus videos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!