24 septiembre, 2021

Quédate en casa para seguir construyendo un mundo que no será el mismo de antes, mucho menos en Nicaragua

Ilustración de Palabras del alma / NM

“…el amanecer llega después de la oscuridad”, como lo expresó la autora Lisa Wingate.

Julio César Guerrero Dias

El corona Virus o Covid 19 ha trastocado al mundo en todos sus aspectos. El mundo no estaba preparado para esta guerra un enemigo invisible y de mucho poder.

Nos encontró sin las armas necesarias para hacerle frente, un mundo que lamenta todo lo que está sucediendo, se tiene que reinventar o pensar qué hacer en otra situación parecida a esta, ojalá y este dolor universal sea lección aprendida para todos.

En el contexto que el mundo está viviendo, un tema que no se puede olvidar ni creo que se olvidará debido a que está pandemia, muchos de nosotros, nunca había visto, los efectos que ha causado en el mundo y las consecuencias que dejará, una vez que se supere esta situación, los conocedores de este tipo de situación consideran que el proceso de renovación social será de manera lenta.

Nos encontramos en un mundo diferente, pero cómo esta pandemia trastocó todos los sistemas, desde lo social hasta lo cultural, religioso, deportivo de todos los países del mundo.

Al momento de hacer esta reflexión los datos de la OMS indican que 209 países estaban afectados con esta pandemia, a veces muchos creen que los países del primer mundo al enfrentar este tipo de situación son capaces de resolverlo en poco tiempo, pues la realidad es que no es así.

Ningún país del mundo llámese del primer mundo o llámase tercer mundista aunque ahora eufemísticamente llaman países en vías de desarrollo estaba preparado para enfrentar esta crisis sanitaria, todo colapsó, los centros hospitalarios, los recursos humanos sanitarios, los medicamentos, los equipos de bioseguridad para los que atienden al paciente.

En fin, colapsó todo, eso quiere decir que falta mucho por hacer, en el sistema de salud en el mundo, paradójicamente y lamentablemente los que están sufriendo esta pandemia son los países con mayores recursos económicos.

Creo que a partir de esta lección deben de replantearse o repensar como mejorar este servicio de salud, la verdad es que lo que está pasando en el mundo es dramático, no creo que haya persona alguna que mire indiferente todo esto, las imágenes.

Las expresiones son conmovedoras, miedo, angustia, desesperación, llanto, impotencia un mundo diezmado, arrasado, sin saber cuándo se podrá decir acerquémonos, abracémonos, esa socialización del ser humano que nace con ella, por el momento aguantémoslo para contribuir a que esto finalice de una vez por todas.

Desde su aparición a fines de diciembre de 2019 en Wuhan, China, el nuevo coronavirus transformó literalmente la faz de la Tierra.

En más de 100 días el COVID-19 ha hecho una labor de años al menos yo no la había visto de esa manera, impuso el trabajo a distancia, cerró las escuelas, universidades, ha causado millones de desempleados y buena parte de los comercios cerrados.

Terminó con las reuniones de gente, lo que equivale a decir que eliminó conciertos, obras de teatro, grand slams y juegos olímpicos, también la socialización familiar, cumpleaños, casamientos y funerales, ha convertido en sombra y fantasmas las calles de las grandes ciudades, ha mantenido en sesión permanente a las trasnacionales de la economía, Banco Mundial, Fondo Monetario, BID, a lo zona Euro en el ámbito económico, Organización Mundial de Comercio y por supuesto a la Organización mundial de la Salud que para muchos quizás lo sabían que existía.

Todos estos emporios económicos ahora la finalidad es como salir con los planes de rescate de la economía más enormes de la historia.

También ha vuelto a darle sentido a la información de calidad sobre los supuestos de las redes sociales, dejó a miles de millones en cuarentena incluidas víctimas de violencia familiar encerradas con sus victimarios, impuso la distancia social, cambió los rituales de higiene, eliminó el apretón de manos, creó los documentos de inmunidad para certificar quién puede volver a interactuar en el mundo.

Prácticamente es un mundo diferente, la dicha es que la persona es capaz de adaptarse a cualquier tipo situación, somos capaces de hacerlo y seguir adelante.

Para Mike Davis, un historiador estadounidense que escribió sobre la gripe aviar en 2005, las pandemias son un ejemplo perfecto de la clase de crisis a las que el capitalismo global es particularmente vulnerable, debido al movimiento constante de personas y mercancías por un territorio que parece único pero que, en realidad, está fragmentado.

Así, aunque el coronavirus es una misma batalla en todas partes, “podría haber mucha demonización y pedidos de aislamiento”, dijo Davis al periódico británico. “Lo cual implicará más muertes y más sufrimiento a escala mundial”.

Otra escuela de pensamiento ve en las crisis “destellos de posibilidades”. Para los que se identifican con esas ideas, el COVID-19 podría abrir las puertas a políticas más progresistas. Rebecca Solnit, una de las principales analistas de las crisis y sus consecuencias, parece creerlo: “Hay espacio para un cambio que antes no existía. Es una apertura”.

Y Pankaj Mishra escribió: “Ha sido necesario un desastre para que el estado asuma su responsabilidad original de proteger a los ciudadanos”.

El corona virus o Covid 19 no solo dejará secuelas de sentimientos en todo el mundo, sino también proporcionará a todas las sociedades del mundo la reflexión, que solo juntos independientemente del tipo de sistema de cada país se puede vencer este virus.

No es hora de utilizar este escenario para hacer política, o para llevar agua a su molino, no se aprovechen de este drama para sacar ventajas, el mundo se enfrenta a esta guerra, donde el enemigo es invisible, el enemigo público del mundo es el Covid 19 enfrentémoslo todos para seguir luchando por otras razones, nada es mas importante hoy en el mundo que decir nomas coronavirus te hemos vencido.

Si antes se consideraba que la intervención estatal, o un estado grande, eran inviables, ahora se insinúa que el mercado solo también lo es. “Desde esta perspectiva, hoy la tarea no es luchar contra el virus para volver a lo mismo de siempre, porque lo mismo de siempre ya fue un desastre.

En cambio, el objetivo es combatir el virus y, al hacerlo, transformar lo mismo de siempre en algo más humano y seguro”, sintetizó Baker.

La crisis del momento obligatoriamente a los tomadores de decisiones los impulsas a pensar que la sociedad no puede estar al servicio de la economía como lo ha vivido todo el mundo global con el famoso modelo neoliberal, donde el centro de todo es y sigue siendo lo económico.

La filosofía debe de ser a la inversa la economía debe de estar al servicio de la sociedad, siempre es lamentable que la mayor cantidad de víctimas sea por contagios o muertes han sido los sectores más vulnerables los que tienen menos recursos.

Al compartir estás ideas con ustedes, me impulsan a señalar que si bien es cierto las instituciones encargadas de orientar, dirigir e informar todo lo concerniente acerca de esta pandemia y quizás la información que presenta públicamente es muy escueta, nuestro primer enemigo es uno mismo, uno tiene que competir con uno mismo así que somos nosotros, unidos y con mismo objetivos que venceremos este virus.

Quédate en casa, tu mamá, papá, pareja, hijos, nietos, familia no quieren que seas un número mas de contagiado mucho menos una víctima mortal más, quédate en casa ya habrá momentos para reírnos, saludarnos de manera efusiva, de abrazarnos de acariciarnos, de reiniciar quizás no la vida que llevábamos, pero entrar en otra fase de tranquilidad, haz un esfuerzo. Quédate en Casa, Quédate en casa.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!