23 septiembre, 2021

La hora del Periodismo Científico y del acceso a la información como parte de la salud humana

Fotografía de Confidencial / NM

“El oficio de nosotros, los periodistas, no es el de oscurecer las aguas para que parezcan profundas, usando un lenguaje ininteligible; es todo lo contrario, llevar claridad a donde existe confusión y llamar las cosas por el nombre con el que la conoce el pueblo”.

               Arístides Bastidas

 Julio César Guerrero Dias

El periodismo científico es una necesidad que se debe de generar desde los periodistas y medios de comunicación, la sociedad demanda una información que contribuya a proteger la vida, solamente con una información científica se podrá acompañar esos procesos de vida, ese es el desafío del comunicador.

El tema informativo del momento en todo el mundo es acerca del Coronavirus o Covid19. Tanto es lo que se dice sobre esto que la pregunta es ¿a quién más legitima la gente? ¿Que ha provocado? ¿hay miedo? ¿Se ha informado de la mejor manera?

Este tipo de tema se tiene que circunscribir en lo que se ha denominado, no desde ahora, sino desde hace mucho tiempo periodismo científico.

Hoy las sociedades contemporáneas no pueden vivir sin esos conocimientos. Uno de los objetivos del periodismo científico es constituirse como parte de las prácticas que permitan a los ciudadanos del mundo comprender para que son útiles esos saberes y cómo usarlos para desarrollar sus capacidades.

Para tener la libertad de decidir a partir de una información científica salida de los medios de comunicación, ¿lo hemos hecho? o estamos reproduciendo lo que en primera instancia se pública sin pasar por el filtro de la investigación o indagación.

Muy poco se habla de periodismo científico preguntémoslo por qué, no es necesario o eso solo les corresponde al especialista en salud, y los periodistas que son los grandes mediadores sociales, que les corresponde hacer sin son ellos los que informan a la sociedad, el periodismo científico más que una vitrina para exhibir novedades en el mundo de la ciencia y la tecnología, es un espacio de confluencia entre los ciudadanos y los saberes o conocimientos científicos.

En ese gran ámbito el periodismo científico su función es crear espacios de encuentro entre constructores y usuarios del conocimiento científico que propicie el desarrollo humano de nuestras sociedades.

La práctica del periodismo científico es todo un reto, nunca la producción informativa y la interactividad social de los periodistas exige un mayor desarrollo en cada información que se le presentará al público porque circularán de manera global.

Hay personas que muchas veces saben más del tema que los propios periodistas como vemos la tarea se torna más difícil de lo que creemos.

El mayor desafío que tienen los periodistas no es solamente traducir la información de manera literal, obliga a un verdadero proceso de resignificación en la que se debe de considerar varios aspectos, el manejo de vocabulario y términos técnicos, la coherencia o articulación de las frases u oraciones en otras palabras lo sintáctico y lo semántico, así como la estructura del discurso todo esto lo proporciona lógica a las representaciones y las narrativas informativas.

El mundo de la información se ha estremecido no hay medios en el planeta que por el momento no esté presente dentro de su agenda informativa el tema del coronavirus.

Otra pregunta que nos podemos hacer es cómo informar sobre pandemias a veces más que información es espectáculo vinculante con ideologías partidarias lo cual no abona en nada en enfrentar este tipo de situación.

Una pandemia o brote severo de una enfermedad siempre será noticia importante debido a la carrera para investigarla, los resultados inciertos, los detalles sobre el tratamiento, los intentos de impedir su propagación y por supuesto el factor miedo.

Para informar responsablemente sobre el brote de una enfermedad, no solo es necesario darle sentido a los primeros informes y a la gran cantidad de información, a menudo confusa, se debe hacer el seguimiento exhaustivo mediante la indagación acertada que proporcione conocimiento a la sociedad.

En este tipo de situación o información sobre esta pandemia las fuentes juegan una función significativa el uso de fuentes confiables hará que sus historias o narrativas informativas gocen de credibilidad.

Las organizaciones de salud suelen proporcionar suficiente información y datos fundamentales de la pandemia en este caso la Organización mundial de la Salud, OMS, la Organización Panamericana de la Salud, OPS; las instituciones de gobierno deben de proporcionar información sobre el número de casos en un país y si es necesario el número de muertes.

No se puede jugar ni ocultar información cuando ha habido situaciones similares a la que estamos viviendo algunos países o más bien gobiernos han escondido números de casos o de muerte.

La investigación periodística científica es la búsqueda especialmente de epidemiólogo que deben de darle seguimiento del comportamiento de la epidemia, podría ser la única manera de descubrir la verdad.

Con el coronavirus convertido ya en pandemia, resulta fácil identificar dos clases de medios de comunicación por su forma de informar sobre el avance de la enfermedad: aquellos que aprovechan el temor de la población para ganar audiencia con titulares alarmistas, y aquellos que buscan brindan noticias de manera responsable con información de valor para sus audiencias.

Por otro lado, están aquellos medios que evidentemente han aprovechado la coyuntura para atraer lectores a través de titulares sensacionalistas, publicando rumores sin ningún tipo de verificación, y amplificando declaraciones explosivas dichas por celebridades que poco conocimiento tienen sobre salud pública.

Esto puede funcionar en el corto plazo para ver crecer el número rating, pero a largo plazo lesiona la credibilidad lesiona la credibilidad del medio de comunicación que recurre a estas tácticas, y también la del gremio periodístico entero.

Los gobiernos deben promover y proteger el acceso y el flujo libre de información durante la pandemia del coronavirus, han asegurado un grupo de expertos internacionales en derechos humanos.

El derecho a la vida es fundamental y no derogable está en juego, y los gobiernos están obligados a garantizar su protección.

La salud humana depende no solo de una atención médica fácilmente accesible. También depende del acceso a información precisa sobre la naturaleza de las amenazas y los medios para protegerse a uno mismo, a su familia y a su comunidad, afirmaron en un comunicado conjunto.

El derecho a la libertad de expresión, que incluye el derecho a buscar, recibir e impartir información e ideas de todo tipo, independientemente de las fronteras, a través de cualquier medio, se aplica a todos, en todas partes, frente a lo que vive el mundo la información científica es clave, para que la sociedad tomo como referentes, tomar sus propias decisiones.

Según las Naciones Unidas las noticias falsas pueden causar caos y problemas de salud, han advertido varias organizaciones internacionales que protegen los derechos humanos. Las entidades piden que se proteja además la libertad de los periodistas, así como la privacidad de los datos de los pacientes hospitalizados por el COVID-19.

A manera de opinión como ciudadano y frente a este tipo de información que hoy ha provocado y trastocado la vida cotidiana del mundo en todos sus ámbitos, social, político, económico, cultural, religioso, deportivo, familiares y otras cosas, como reflexión, entre mejor estemos informados sobre esta pandemia mejor la enfrentaremos sepamos identificar lo certero con lo veraz leamos, al final no es analfabeto aquel que no sabe leer, sino aquel que sabiendo leer, no lee, la tarea es de todos seamos responsable de lo que decimos y lo que hacemos.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!