18 septiembre, 2021

Nicaragua: poco que celebrar y mucho por qué luchar

Ilustraciones de Siul / NM

Oscar-René Vargas

En Nicaragua falta para que se alcance la igualdad entre hombres y mujeres, una de las variables más medibles es el desequilibrio de género.

En pleno 2020, una radiografía de la situación todavía muestra una sociedad desigual.
Muchas mujeres son asesinadas a manos de su pareja, novio, amigo, ex pareja o desconocido, el indicativo más extremo de la desigualdad de género.
Cada mujer y niña debe tener derecho a la educación, a una vida sin violencia. La desigualdad, la discriminación, perviven en nuestra sociedad.
Por eso, hoy 8 de marzo, día internacional de la mujer apoyamos las luchas de las mujeres por una igualdad real. Este 8 de marzo, en Nicaragua, hay poco que celebrar y mucho por lo que luchar.
El gobierno sistemáticamente niega y oculta la violencia contra las mujeres y la impunidad en que se mantienen los crímenes en su contra.
Uno de los grandes pendientes de la sociedad nicaragüense es el acceso a la justicia pronta, expedita y con perspectiva de género.
Existen leyes que velan por los derechos de las mujeres, pero que en la práctica no se aplican y, lejos de ello, se culpabiliza a las víctimas de la violencia en su contra, y se les revictimizan y estigmatiza en lugar de brindarles apoyo y hacer justicia.
Al no actuar de manera contundente para prevenir, combatir y sancionar la violencia contra las mujeres, el mensaje que envía el gobierno Ortega-Murillo es: ¡Mátenlas, no pasa nada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!