13 junio, 2021

La construcción de los imaginarios colectivos a través de la comunicación

Gráfico de Lifeder / NM

“En principio, todo tema es bueno para un buen periodista si su enfoque y tratamiento no implica la violación de los derechos de las personas”                                                    

Javier Darío Restrepo

Julio César Guerrero Dias

El poder de los medios descansa en la forma en que representan o reflejan la realidad, de ahí la necesidad imperiosa de ser un periodista que lo primero que tiene que visualizar es el ser, es decir el carácter humano, el compromiso con la gente.

El día primero de marzo de cada año se celebra en Nicaragua el Día Nacional del Periodista en circunstancias en que, lamentablemente, la práctica periodística pasa por una situación muy delicada en el sentido que vemos un periodismo sesgado, donde las hipótesis periodísticas son las que están marcando el paso en el trabajo informativo.

Si decimos que el ejercicio periodístico es el reflejo de la realidad desde ese momento deja de ser real, objetivo y mucho menos de decir tengo la verdad, sin embargo, a pesar de no llegar a la verdad lo que se busca es acercarse a ella.

El periodismo es de carácter ideológico, no confundirlo con partidista y lo ideológico es sano en todas las profesiones porque abre el debate, la reflexión, la crítica y contribuye a que la sociedad pueda leer diferentes puntos de vista.

Esta práctica periodística  en algunos medios y periodistas no se percibe, mucho se escribe con odio, y eso se nota en el tono lingüístico cuando se aborda un determinado tema esto lo que hace es exacerbar los ánimos sociales, y eso es lo que vemos reflejado en nuestra sociedad.

Se están creando sentimientos de venganza, independientemente quien llegué al poder, esos sentimientos no se borran parece que sea un cuento de nunca finalizar, parece que hay una guerra mediática entre medios, periodistas reflejada en la práctica periodísticas, las medias verdades no abonan en nada a crear un ambiente de paz de equilibrio emocional. En la sociedad más bien crea zozobra, reflexionemos un poco sobre esto.

No podemos negar que los medios ejercen un poder y que, a pasar de todo, siguen manteniendo cierta credibilidad en la sociedad, por eso la lucha ahora es por la vía mediática el que mejor diseña su discurso posiblemente la sociedad le va a legitimar lo que dice.

“El poder es la capacidad relacional que permite a un actor social influir de forma asimétrica en las decisiones de otros actores sociales de modo que se favorezcan la voluntad, los intereses y los valores del actor que tiene el poder.

El poder se ejerce mediante la coacción (o la posibilidad de ejercerla) y/o mediante la construcción de significado partiendo de los discursos a través de los cuales los actores sociales guían sus acciones.”   (Castells, 2009:33)

La comunicación, la información, los medios y los periodistas constituyen uno de los mecanismos más poderosos de poder, e incluso me atrevería a decir que es más potente o igual que el poder económico y político.

Por eso hay que ir quitándose la idea que es el cuarto poder, si no es en base a la comunicación, ¿entonces cómo se propagan o generan los imaginarios colectivos y la opinión pública?

Es aquí en donde el periodista se convierte en el autor físico, materializado e intelectual de los procesos de comunicación masiva.

Procesos que también con el tiempo han hecho de la profesión periodística casi o tan importante como servir a la sociedad siendo un médico, un maestro o un abogado o cualquier otro profesional.

Siempre he disentido cuando señalan los mismos periodistas que es el mejor oficio del mundo solo porque lo dijo don Gabriel García Márquez. No señores es la mejor profesión del mundo porque entre oficio y profesión hay una gran distancia, el periodismo es una ciencia social y los periodistas son científicos sociales, los que se profesionalizaron en una academia son profesionales, la universidad produce ciencia, no es una escuela de oficio, pero ustedes periodistas se pueden quedar con lo que más les guste, en términos lingüísticos.

Así, la comunicación, y la información puede ser un aliado del poder como también puede transformarse en un enemigo con todas las de ganar. La comunicación puede posesionar a líderes en el poder, como también puede ser el motivo para que un líder opte por su retirada.

En otra instancia, el poder puede seleccionar lo que desea comunicar para crear su verdad o puede manipular ocultando sus acciones poco íntegras. Pero la comunicación puede darle un duro revés a esta situación de igual manera, ya que puede exponer todo aquello que ha sido secretamente guardado por el poder y ponerlo en aprietos, en una situación comprometedora.

Específicamente cuando cualquiera de estas situaciones sucede con el poder político, los medios de comunicación son piezas fundamentales en la construcción de los imaginarios colectivos, de opinión pública, cuyos sujetos serán los beneficiarios o perjudicados a corto o a largo plazo de aquello que el poder ha deseado llevar a cabo teniendo repercusiones también dentro del ámbito social.

Partiendo de estas consideraciones nos encontramos que quienes ostentan el poder de cualquier naturaleza llamase, político, económico, religioso, cultural, deportivo, de entretenimiento o espectáculo también andan a la caza de públicos para atraparlos y crear esos imaginarios colectivos llamaría ahora masivo para vender.

Así nos encontramos un ejemplo: en el diario La Prensa del día miércoles 4 de marzo nos encontramos en una de sus páginas interiores número tres para ser exacto, Nik Wallenda: “un error podría costarme la vida” cadenas de televisión internacional llegaron al país tales como ABC News, ESPN.

Preguntemosnos, cuánto atrae esta información cuanta gente después de leerlo se ha creado en su imaginación una representación mental, pues ese es el poder del que hablamos, eso lo podemos transferir a otros temas donde la cobertura y la forma de las narrativas periodísticas son las que van determinando esa influencia en la sociedad.

El poder de la comunicación radica también en la credibilidad que puede ganarse en la sociedad y cómo ésta gira en torno a los acontecimientos que se han construido como reales.

Según Verón: “Algún discurso ha engendrado en nosotros la creencia y en él hemos depositado nuestra confianza. La confianza se apoya en el siguiente mecanismo: el discurso en el que creemos es aquel cuyas descripciones postulamos como las más próximas a las descripciones que nosotros hubiéramos hecho del acontecimiento si hubiéramos tenido de éste una «experiencia real»” (Verón, 1987: V).

El comunicador requiere cumplir una serie de características personales y sociales que le permitan ser hábil al momento de detectar hechos que ameriten ser investigados y la manera de tratar, encontrar y valorizar las fuentes de su investigación, de esa manera nos acercamos a poder diseñar la información que lo representado se acerque más a lo real de eso se trata.

Estas reflexiones que comparto con ustedes es mi punto de vista, de ninguna manera estoy haciendo un juicio de valor si lo que hacen los medios y los periodistas es bueno o malo, no soy un juez, tampoco digo que es la verdad son solo ideas que me gusta exponerlas.

Cada quien sabe perfectamente qué hace, como lo hace y por qué lo hace, lo que si les puedo decir que el primer compromiso es con ustedes mismos de ser responsable, profesional, ético, y tratar de realizar una ecología de la comunicación y la información apegada a principios.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

4 comentario en “La construcción de los imaginarios colectivos a través de la comunicación

  1. Totalmente… La Comunicación base de toda sociedad para crear, influir, destrozar o apagar imágenes positivas o negativas. Gran responsabilidad de estos seres maravillosos! Todo depende de la ética, valores, conocimiento y fin. Felicidades profe!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!