18 mayo, 2021

Mapaches borrachos y hambrientos atacan a pelícanos en el Pacífico de Nicaragua

Foto de portada de Cronio.SV / NM

Cementario de pelícanos en las costas de San Juan  del Sur. Foto Nuevas Miradas

Luis Sánchez Corea

Desde hace varias semanas, en la parte trasera del muelle de San Juan del Sur han estado apareciendo grupos de pelicanos muertos.

Algunos pobladores atribuían la causa de la muerte de estas aves marinas al vandalismo, sin embargo, han descubierto la verdadera causa: una manada de mapaches hambrientos los ataca por la noche mientras duermen.

Los pelicanos duermen agrupados en las estructuras de concreto conocidas como “jacks” que conforman el espigón rompeolas ubicado detrás del muelle.

El destino manjar de los mapaches

La estructura rompeolas en la que duermen los pelicanos limita con los farallones y paredones rocosos del sur de la bahía.  Estos promontorios rocosos, en su parte superior, albergan fauna y flora propia de las zonas costeras, pero hasta ahí han llegado manadas de mapaches en busca de alimentos.

Allan Cárcamo, poblador de la zona, relató que una mañana que se disponía a pescar encontró un grupo de seis mapaches devorando un pez aguja en el mismo sitio donde en los últimos días casi a diario amanecen varios pelicanos muertos. Varios pescadores afirman haber visto a grupos de mapaches huyendo hacia las laderas de la montaña colindante con el muelle.

Nocturnos, sigilosos y su aspecto es de bonachones

Los mapaches son animales omnívoros, es decir se alimentan tanto de frutas y vegetales como de carne, pero prefieren los huevos de aves y mamíferos pequeños, aunque tambien comen peces; en las zonas agrícolas afectan principalmente los cultivos de maíz.  Los mapaches son nocturnos, tienen un agudo sentido del olfato, son sigilosos y expertos trepadores.

Pese a su aspecto amable y bonachón, los mapaches pueden convertirse en una peligrosa plaga, dado que pueden transmitir enfermedades infecciosas como la rabia.  Se cree que el coronavirus que afecta actualmente a China y al menos a 35 países fue transmitido de animales a humanos.

Pelícanos en peligro

De acuerdo con la información de expertos ambientalistas los pelícanos son aves vulnerables expuestas a muchos riesgos por lo que sus poblaciones se han visto disminuidas considerablemente, entre otras causas debido a la destrucción de su hábitat, la sobrepesca, la perturbación y la contaminación ambiental.

Efectos del urbanismo

En los últimos años, en los cerros que rodean esta ciudad turística, se han erigido sendos edificios y condominios, además de otras construcciones turísticas, desplazando a los animales de su hábitat natural.

La urbanización de los cerros ha afectado drásticamente la diversidad biológica de San Juan del Sur donde se ha vuelto común ver, además de mapaches, ardillas, zarigüeyas  y monos congos, entre otras especies, en los árboles frutales de las casas ubicadas en los barrios periféricos, donde llegan en busca de alimentos y agua.

Un mapache sorprendido, en estado de ebriedad luego de tomarse restos de cervezas abandonados en una casa. Foto Canal 10 / NM

Mapaches “ebrios”

Rodolfo Gómez, un poblador de una comarca sanjuaneña relató anecdóticamente que en una ocasión que se disponía a recoger el producto de la destilación de una palmera de coyol que había dejado fermentando días atrás, encontró a tres mapaches “borrachos” sobre el árbol caído, muy cerca del orificio donde se fermentaba la chicha de coyol, al parecer, los animales sedientos, encontraron la chicha la tomaron sucumbieron al efecto embriagante de este licor artesanal.

Pobladores afirman que es muy común encontrar a este mamífero en las áreas rurales, a veces incluso se les ha encontrado hurgando en recipientes de basura del casco urbano, pero ahora están llegando en grupos a la orilla del mar por la parte trasera del muelle, lo que podría representar un riesgo sanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!