14 mayo, 2021

Una “salida fría” en Nicaragua no será suficiente para rehabilitar economía y la democracia

Foto de Infobae / NM

Juan Ramón Huerta

El sociólogo nicaragüense Oscar René Vargas declaró este viernes que el “meollo de la rehabilitación de la economía” –aunque no se reconozca públicamente– es no solamente la crisis sociopolítica sino las debilidades que muestra el proceso de acumulación del capitalismo de amiguetes desde el 2016.

Estas formas de acumulación para un sector solamente están expresadas en una baja tasa de inversión de capital, débil crecimiento de la productividad de los factores, estancamiento en los volúmenes de las exportaciones de los diez principales productos, ausencia de mejoras en la eficiencia productiva, explicó

Así mismo, el alto desempleo, limitada mano de obra calificada, muy poco nivel de competitividad, agregó.

Nadie puede asegurar que la inestabilidad sociopolítica esté controlada, por lo tanto, el riesgo de la profundización de la recesión persiste.”, dijo Vargas.

¿Optimismo de Estados Unidos?

A mediados de esta semana, durante la elección de la nueva junta directiva de la Cámara de Comercio Americano Nicaragüense, Amcham el embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan expresó su esperanza en una pronta solución política a la crisis que vive Nicaragua desde abril de 2018.

Sólo así, dijo el embajador, la economía podrá recuperarse de la caída continua que ha experimentado en los últimos dos años.

“Sabemos que ustedes vivieron en carne propia esa caída y esencialmente por la falta de solución política a la crisis sociopolítica que vive el país. Muchos de nosotros dijimos desde el comienzo del año pasado que sin la solución política la economía no se podrá recuperar la economía”.

Oscar René Vargas interpreta sus palabras como “optimistas” y de ahí interpreta: “…ellos creen que si hay un acuerdo político de una ‘salida en frío’, la recuperación económica es automática. También, está diciendo que hay una negociación en proceso”, la que según el analista se está calculando que para marzo habrá un acuerdo. “Me refiero al gran capital, EEUU y sus representantes políticos”.

La salida en frío
Vargas dice que “el gran capital, EEUU y el régimen intentan vendernos el cuento que la “salida en frío” empujaría a una edad dorada. Se preservaría la paz, se profundizaría la democracia y el bienestar”.
Piensan, continúa Vargas que “se reequilibraría el peso político de los poderes fácticos y Nicaragua sería reconocido como un país ‘aceptable’ para las inversiones extranjeras futuras.
Severa crítica a los jóvenes

Lamentó que algunos jóvenes encandilados por los representantes políticos del gran capital apoyan la idea de la “salida al suave o en frío” al creer que la dictadura se difumina tras los acuerdos políticos.
“En realidad, esos jóvenes, confunden los intereses del gran capital con el sueño de una caída de la dictadura. Sueño que no es sino el sueño de los poderes fácticos que domina las negociaciones y que se pliega a su vez a los intereses de la dictadura”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!