25 septiembre, 2021

Nuevas tecnologías acercando cada vez más a las personas

Gráfico de Aesthesis Psicólogos Madrid / NM

“Cuando cambiamos la forma en que nos comunicamos, cambiamos la sociedad” 

Clay Shirky

Julio César Guerrero Dias

Las nuevas tecnologías nos exigen una nueva forma de interacción social que permite no solo agilizar nuestras actividades, también darles otro sentido a las manifestaciones cotidianas.

Estamos finalizando las primeras dos décadas de este milenio, un cambio de época lleno de un avance acelerado, tanto de la ciencia como de la técnica donde lo más significativo ha sido la utilización del recurso tecnológico, para agilizar procesos de trabajos que cada día permiten menos márgenes de errores.

Las diferentes actividades que realizan los miembros de la sociedad en función de sus intereses esté tamizado por el recurso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Reflexionemos un poco alrededor de esta herramienta tecnológica ¿Quién de nosotros no emplea Internet? Para muchos este ha sido, indudablemente, uno de las mayores innovaciones que ha tenido de la humanidad.

Es muy difícil que hoy alguna persona esté ajena o no sepa cuando se le habla de tecnología, ha llegado a ser tan incidente en el quehacer cotidiano que el uso de la tecnología se ha vuelto indispensable.

Se ha convertido en una necesidad, como comer, bañarse es prácticamente un alimento de la persona, en algunos países el uso de internet entra dentro de los productos de la canasta básica así es de tan importante ahora.

La mayoría usa la red prácticamente a diario; tenemos cuentas de correo electrónico con las que nos comunicamos, las relaciones sociales se han aumentado, de manera que hemos desechado casi por completo el correo ordinario.

En Internet podemos encontrar información sobre cualquier tema de nuestro interés, realizar nuestras compras, buscar trabajo, buscar pareja, intercambiar opinión, acceder a la lectura a través de sus bibliotecas virtuales, obtener títulos oficiales graduado en educación secundaria, postgrado, especializaciones, maestrías y doctorado.

No podemos negar que es una magnífica forma de entretenimiento, podés escuchar música, ver vídeos, intercambiar documentos, un medio para comunicarnos, a través de videoconferencias, con personas que se encuentran al otro lado del planeta e incluso una vía para conocer gente con nuestros mismos intereses.

Tan solo necesitamos un ordenador y una conexión con la que poder acceder a la red, la world wide web o “tela de araña mundial”, a pesar que países en vías de desarrollo el acceso a internet desde sus hogares sigue siendo limitado, no desvirtúa que cada día se suman más consumidores de este recurso.

También tiene algunas desventajas el ser totalmente dependiente de la tecnología, por ejemplo, para determinados sociólogos, contribuye a reducir el círculo social y afectivo porque una amistad desarrollada a través de la red es más limitada que la que está basada en la proximidad física.

Quizás no puede ser una regla absoluta sino estará determinada como todo, dependerá del uso que cada uno de nosotros pretendamos hacer de este recurso tecnológico.

No obstante, nuestro objetivo, es entrar un poco en la reflexión acerca de estas nuevas formas de comunicación que es lo que marca lo dominante en este momento, con este tema, tampoco se trata de realizar un estudio sociológico de la importancia de Internet en la sociedad actual, no queremos centrarnos en sus ventajas e inconvenientes, o en los riesgos que conlleva la participación en foros y chats.

Pretendemos, principalmente, analizar su lenguaje a través de los medios de comunicación que empleamos a diario; esto es: correo electrónico, foros y chats; o lo que es lo mismo, “comunicación virtual”, que cada día se convierte ya en una comunicación habitual donde ya la manera de interactuar es diferente en el sentido de darle más afecto, más viva es sentir lo que se dice, sin esa aproximación física.

Las nuevas formas de comunicación que se han desarrollado e instaurado recientemente en las sociedades avanzadas, se basan en un modelo de comunicación en el que los interlocutores no están presentes físicamente en el mismo lugar cuando se comunican, chat, móvil, e incluso en algunas de ellas tampoco coinciden en el momento de comunicarse mail, whatsapp, mensajes de texto.

Esto hace que el proceso de comunicación cambie frente a la comunicación presencial en la que los interlocutores tienen en común espacio y tiempo y por tanto que el propio proceso de comunicación cambie sensiblemente.

Como ventajas podemos enunciar la posibilidad de extender nuestra comunicación casi de forma ilimitada a cualquier persona, en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento, lo cual es extraordinario.

Además, nos permite expresar pensamientos e ideas sin ser prejuzgados por nuestro aspecto externo, por nuestra forma de hablar o tono de voz, excepto en comunicaciones telefónicas, o incluso nuestro estado de ánimo, pues no se vislumbra tan fácilmente a través de estos medios.

Sin embargo, también tiene inconvenientes entre los que están el hecho de que parte de la efectividad de la comunicación la perdemos, pues no podemos apreciar el lenguaje no verbal y recíprocamente tampoco podemos expresarlo y esto da lugar irremediablemente a mayores errores de interpretación. Para mitigarlo, utilizamos expresiones escritas interjecciones o iconos emoticonos que pretenden simular este lenguaje.

Si observamos la evolución de las nuevas formas de comunicación, se van sofisticando para que cada vez más este lenguaje sea lo más expresivo posible; utilizamos la videoconferencia, simulamos estar sentados en la misma sala con varios paneles que nos muestran la imagen completa de nuestros interlocutores.

Ponemos en los chats ‘caras humanas utilizamos el lenguaje predictivo y entrenamos los modelos de chats para que ‘entiendan’ y ‘respondan’ al interlocutor al final para que parezca que nos comunicamos con otra persona cara a cara, eso es lo que muchos han llamado la magia de las nuevas tecnologías.

La paradoja de la evolución de los sistemas de comunicación nos lleva a que, partiendo de un modelo de no contacto entre los interlocutores, hemos ido avanzando hacia la simulación cada vez más real de este contacto.

Cabe preguntarse porqué. Probablemente porque el ser humano necesita el contacto, en muchas facetas de la vida, pero también en la comunicación con sus semejantes

El gran reto está por tanto en reducir los inconvenientes sin renunciar a las ventajas que nos ofrecen estas nuevas formas de comunicarnos, es decir, en conseguir la comunicación global o universal sin renunciar a la humanidad de la misma.

Otra particularidad de estas nuevas formas de comunicación la encontramos al hablar con una persona desconocida. Es decir, no podemos interpretar cómo es nuestro interlocutor, ya que no está delante. En este sentido va a ser más complicado que nos hagamos una idea de la persona que tenemos delante, sin embargo, en la medida que interactuamos nos vamos graficando o representado a la persona los acercamientos virtuales nos provocas sensaciones más aproximada a la realidad.

Así pues, es evidente que la comunicación virtual no es necesariamente peor que la clásica, simplemente es diferente y será buena también para propósitos distintos.

Hoy en día ya se empieza a disponer de equipos tecnológicos que sí permiten hacer video llamadas para que ambos interlocutores se vean mientras hablan, eso permite darle mas vida, a lo que decimos escuchamos y por qué no decir lo que vemos.

En realidad, las nuevas formas de comunicación simplemente aportan un extra de medios para conversar. ¿Tiende eso a perjudicar la calidad de nuestra comunicación? Lo cierto es que la tecnología facilita el hecho de mantener conversaciones que de otra manera no podríamos mantener, sin embargo, siempre va a penalizar en varios puntos la calidad de estas conversaciones.

Finalmente, algunos estudios revelan que la creciente sensación de soledad que se da en la sociedad actual en parte viene dada por lo que ha aumentado el uso de determinados medios de comunicación frente a otros. Podemos tener personas al otro lado de la pantalla, pero es más difícil que las sintamos cerca.

Quizás con una vídeo-llamada podamos mirarlas a los ojos, pero nunca podremos abrazarlas o cogerlas con las manos, desde esta perspectiva es un hecho que es diferente pero las nuevas dinámicas sociales, laborales y de otra naturaleza han hecho de la comunicación a través de la tecnología un recurso divino de acercarnos a lo que queremos saber, conocer y experimentar, en todo caso es usted el que buscará como estas nuevas de comunicación no lo alejen de lo humano, de lo emocional.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!