18 septiembre, 2021

Sin acceso a la información pública es difícil hacer periodismo de calidad

El periodista Carlos Fernando Chamorro hace gestiones legales para demandar la devolución de sus medios confiscados por el gobierno. Le acompañan periodistas y familiares.

“El empleo desaforado de comillas en declaraciones falsas o ciertas permite manipulaciones malignas y tergiversaciones venenosas que le dan a la noticia la magnitud de un arma mortal”        

Gabriel García Márquez

Julio César Guerrero Dias

Para realizar un buen trabajo desde los medios a los periodistas se les debe de garantizar el acceso a la información pública tanto de las instituciones públicas y también de instituciones privadas que proporcionan un servicio público.

No se puede hacer un buen periodismo si se oculta o se censura la información, y la gran perdedora es la sociedad, porque no se le informa tal y como los acontecimientos pudieron haberse presentado.

Los medios de comunicación y el ejercicio periodístico en nuestro país cierran 2019 con muchas dificultades un año de lleno de contradicciones, de lucha ideológicas, de posiciones partidarias de medios buenos y medios malos, de periodistas bueno y periodistas malos. De quienes dicen que lo que representan es objetivo y que son veraces.

Hay algo en común, eso los acerca a todos, dicen que lo que publican es la verdad, que son responsables, éticos, transparentes, honestos, sin embargo, usted y yo sabemos que todo eso es cuestionable.

Para todos los medios y periodistas, por el condicionamiento individual que cada uno tiene, esto hace que la ciudadanía vaya dudando de lo que plantean en sus discursos informativos. La pregunta es, ¿por qué hasta ahora esas contradicciones ideológicas radicales en el ejercicios periodísticos de algunos medios y periodistas, se dieron cuenta tarde que estaban contribuyendo a fortalecer un proyecto o un sistema dominante?

El periodismo se ha considerado tradicionalmente como el “cuarto poder” para otro lo clasifican a la par del poder económico que es el primero, es el poder paralelo, a la par de los otros poderes institucionales clásicos de una nación Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

En Nicaragua le agregamos otro, el poder electoral. Cuando se ejerce sin presiones, con libertad de prensa y económica, y autorregulado por normas éticas y morales, constituye un agente moderador y un instrumento de control social de primer orden, capaz de investigar y denunciar acciones inapropiadas, corrupción, incompetencia, de los poderes constituidos y otros estamentos sociales.

También ayuda a la difusión de ideas, preceptos e iniciativas, genera o apoya propuestas y las somete a la opinión popular; moviliza, educa, entretiene.

Es interesante analizar el papel de la información y la comunicación en las constituciones. Según el Art.66 de la Constitución Política de Nicaragua, “Los nicaragüenses tienen derecho a la información veraz. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas, ya sea de manera oral, por escrito, gráficamente o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

Reflexionemos un poco en este artículo cuando se refiere a las informaciones veraces la aproximación a la información veraz, pasa por dos variables: la primera, es el acceso que tienen los profesionales de la comunicación desde los que tiene que proveer la información llámese instituciones públicas y privadas ¿la tienen? y la otra, es la capacidad, el empeño y la responsabilidad del periodista de investigar ¿lo hacen? Si no se superan estos dos aspectos seguiremos leyendo, escuchando y viendo, pedazo de representaciones que en vez de proveerle conocimiento.

A la sociedad los limita a tener nuevas miradas de los acontecimientos, a pesar que existe una ley de acceso a la información pública, publicada en La Gaceta No. 118 del 22 de junio del 2007, se aprobó la Ley de Acceso a la Información Pública, con la finalidad de normar, garantizar y promover el ejercicio del derecho fundamental de acceso a la información pública consagrado en el artículo 66 de la Constitución Política de Nicaragua, esta ley no se cumple y esto violenta el derecho la sociedad de estar informada a través de los medios de comunicación.

El Art.68 va más allá, se refiriere a los medios de comunicación, a los que se asigna gran responsabilidad en el desarrollo: “Los medios de comunicación, dentro de su función social, deberán contribuir al desarrollo de la nación. /Los nicaragüenses tienen derecho de acceso a los medios de comunicación social (…)”. La censura previa está especialmente prohibida, lo cual crea las condiciones para el disenso, la crítica.

Este artículo les otorga un derecho y una responsabilidad a los medios de comunicación … “contribuir al desarrollo de la nación” si la información es conocimiento y no se le trasmite a la sociedad tal y como pueden ser los acontecimientos de toda índole, social, política, económica, cultural, religiosa y de otra naturaleza es una limitante para el desarrollo cognitivo del ser humano.

Los medios de comunicación juegan un rol fundamental en el desarrollo por su natural rol de servicio a la comunidad. A través de la información oportuna, veraz y transparente, contribuyen a que los actores sociales desarrollen sus capacidades y tomen decisiones informadas para mejorar su calidad de vida.

Otro elemento que hay que considerar en este artículo … “la censura previa está especialmente prohibida” … cuando se censura la opinión, la información, el trabajo de los medios y los periodistas no abona en nada el desarrollo social la práctica periodística debería de ser única con las mismas normas, reglas, compromisos, responsabilidades de principios y valores en función de una mejor sociedad que es la que todos deseamos, por estas razones es que no podemos dejar de mencionar la ética, como lo principal recurso que los medios y periodista deben de tomar siempre en consideración a la hora de producir sus piezas informativas.

La ética en los medios de comunicación de acuerdo con las fuentes consultadas, es el impacto de los medios de comunicación, es función directa de su credibilidad con el público.

El periodista lo que más debe de proteger es su credibilidad y la protegerá en la medida que realice un trabajo acercándose lo más próximo a como los acontecimientos se llevaron a cabo, de lo contrario se cae en las hipótesis, suposiciones, subjetividades y en materia de información para brindársela al público es prohibido especular.

Los medios de mayor credibilidad no solo hacen un manejo de imagen para lograr el aprecio de sus audiencias, sino que definen una misión, una visión o meta a largo plazo y un código de ética para regular el comportamiento moral de sus integrantes, entendido como un conjunto de enunciados para asegurar el mejor comportamiento de los miembros de las organizaciones respecto a las tareas y las personas, y no como un simple reglamento de trabajo.

Otros autores consideran que la ética periodística implica una actitud rigurosa en el proceso de recopilación de la información, el conocimiento y difusión de los hechos y la búsqueda permanente de la verdad.

Implica actuar preservando el derecho de las personas a estar debidamente informadas, a la difusión de valores y principios y al cuidado de la privacidad y la privacidad e intimidad de las personas, el medio de comunicación debe ir más allá, brindando aportes relevantes para contribuir a mejorar la calidad de vida de la sociedad.

El comportamiento o tendencia de nuestros medios y periodistas según pinta el panorama seguirá siendo de la misma manera un periodismo de carácter oficial que todo es bueno lo que hace el gobierno y otro periodismo no oficial que todo lo que hace el gobierno es malo.

Lo importante es que usted como lector, oyente o televidente o consumidor de redes sociales piense, analice, reflexione, y construya sus propias ideas vaya elaborando sus propios conocimientos y tome sus propias decisiones.

No se case con nadie, sea usted mismo el que decide por usted, no se deje engañar todos tienen intereses creados, hay propósitos establecidos al final usted actúa como caja de resonancia.

Tampoco lo que escribo está exento de condicionamiento individual usted puede deducir cual es mi pensamiento, que respeto las ideas de todos para eso es este espacio, esperando que los escritos abonen un poco a la suma de idea y que todos nos respetemos independientemente del credo, posición ideológica, etnia, género, diversidad sexual solo así podemos aspirar a construir una sociedad diferente, la que buscamos desde hace mucho tiempo.

Julio César Guerrero Días

El ágora nica | Desde la antigua Roma, el espacio público sigue siendo el más idóneo y transparente para el debate.

Ver todas las entradas de Julio César Guerrero Días →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!