18 mayo, 2021

Rubén Darío tan actual y pertinente

Juan Ramón Huerta

En la crónica “Por qué” de Rubén Darío, además de político, leemos y valoramos al poeta visionario no solo con el mundo sino con su patria, hoy mancillada por quienes llamó ricos, gamonales y tiranos, especies de “verdugos del pueblo” que hoy sangran a su Nicaragua.

“Por qué”, la excepcional crónica política de Rubén Darío, (1892) contenida en sus Obras Completas, volumen XI, Madrid, 1924, no deja títeres sin cabeza porque advierte desde el inicio que “el mundo anda mal”; augura revoluciones sangrientas que no logran sanar las heridas permanentes de los pobres y abandonados del mundo.

“¿No ve usted tanto ricachón con la camisa como si fuese de porcelana, y tanta señorita estirada envuelta en seda y encaje?”, escribe con denodada visión de futuro como si lo estuviera viviendo en el siglo XXI.

“Los bandidos están posesionados de los bancos y de los almacenes”, acaso no lo estamos observando en los países de América Latina? Darío avizora los problemas políticos de la actualidad y pareciera escribir sobre dos siglos subsiguientes en Nicaragua cuando afirma: “¿No se llama democracia a esa quisicosa que cantan los poetas y alaban los oradores? Pues, maldita esa democracia. Eso no es democracia, sino baldón[1] y ruina El infeliz sufre la lluvia de plagas; el rico goza. La prensa, siempre venal y corrompida, no canta sino el invariable salmo del oro. Los escritores son violines que tocan los grandes potentados.

Pero mejor dejemos el texto de página y media escrito por el poeta a inicios de su floreciente creación, textos que fueron presentados a inicios de la década de los años ochenta como novedosos, para que la población dejara de ver a Darío como un artista desarraigado y evasivo de los problemas políticos.

Sin embargo, las instituciones culturales y educativas del gobierno de la revolución dieron espacio y contenido a estos textos, quizás porque vieron a Darío como un crítico de los errores y desmanes que se vislumbraban desde entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!