24 septiembre, 2021

Sindicato orteguista de la UCA presiona por aumento salarial mientras gobierno recorta presupuesto

Carlos Morales Zapata

A pesar de que en el recorte presupuestario del 6% constitucional a la Universidad Centroamericana, UCA, se le redujo casi un 30% de este, más de 67 millones de córdobas, el sindicato de trabajadores administrativos que a su vez pertenece a la Federación de Sindicatos de Trabajadores Universitarios dirigidos por la diputada orteguista Maritza Espinales, exigen un aumento salarial a toda costa.

Según palabras del rector de dicha universidad, José Alberto Idiáquez, un aumento salarial al sindicato de trabajadores es casi inconcebible, pues, además de la enorme reducción presupuestaria hay una tasa de deserción universitaria mayor al 20%. La mayoría de estudiantes de la UCA que no regresaron este año a clases tienen temor de hacerlo o están en el exilio.

Amenazan con paro

El secretario general de dicho sindicato, Wilmer Vásquez, aseguró que los trabajadores agremiados no van a ceder en ninguna parte del convenio entre ellos y la universidad, y que de no cumplirse sus exigencias están dispuestos a demandar a las autoridades universitarias ante el Ministerio del Trabajo, Mitrab, o hacer una huelga y hasta un paro si no se cumplen sus exigencias.

Por causa de la crisis socio política que atraviesa el país, las finanzas de la UCA no permiten cumplir las demandas de ajuste salarial que exige el sindicato y que, si esto se pretendiera, habría necesidad de despedir a otro grupo de trabajadores, lo cual el rector Idiáquez dijo, no piensan hacer.

Si se recurriera a un recorte de personal, cada uno de los trabajadores tiene el derecho de recibir como liquidación el equivalente a 12 meses de salario. Haciendo números, esto resulta en otra encrucijada para las finanzas de la universidad. “Parece que quisieran asfixiar laboral y económicamente a la UCA”, expresó el rector. 

Sindicato se aprovecha de vulnerabilidad financiera

En una comunicación interna, fechada el 7 de febrero del presente año, el rector Idiáquez le hace un fuerte reclamo al secretario del sindicato, señor Wilmer Vásquez, a quien le recuerda que “el convenio colectivo está vigente y que el retraso en algunos de los beneficios se debe a la situación financiera que estamos atravesando, debido a la cual se le presentó a usted y a la junta directiva una propuesta de discusión de acuerdo al artículo 240 del Código del Trabajo, la cual usted está rechazando”.

Le escribe el rector que, “a la fecha usted no ha presentado ninguna sugerencia ni recomendación sobre cómo colaborar con la sostenibilidad de la universidad y la superación de la crisis desde su rol como miembro del sindicato”.

En la misma misiva, el rector le solicita a Vásquez, “se abstenga de levantar falsos y poner palabras que no han sido dichas, en boca de autoridades, quienes merecen su respeto y siempre le han tratado con toda consideración, igual de descalificaciones que no contribuyen al clima de confianza y colaboración que se requiere en un ambiente universitario”.

    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!